junio 19, 2024

La meditación trascendental puede ayudar a tratar el TEPT

Trabajando con una cohorte de jóvenes con síntomas de PTSD y depresión, los investigadores encontraron que la práctica de la meditación trascendental puede ayudar a reducir o incluso revertir estos síntomas.

Los estudios han demostrado que las prácticas de meditación pueden tener un efecto positivo y significativo en la salud mental y en la forma en que nuestro cuerpo responde al estrés.

Las investigaciones existentes también han encontrado que los diferentes tipos de meditación pueden incluso ayudar a mejorar la inteligencia emocional de una persona.

El interés en el potencial de la meditación como herramienta para lidiar con varios síntomas de salud mental ha aumentado en los últimos años, y ahora, un nuevo estudio sugiere que un tipo de meditación – llamada meditación trascendental – puede contrarrestar con éxito el TEPT y la depresión inferior.

Los investigadores, que provienen de varias instituciones académicas de todo el mundo, incluyendo la Universidad de Norwich en Northfield, VT y el Instituto Maharishi en Johannesburgo, Sudáfrica, han trabajado con estudiantes del Instituto Maharishi y la Universidad de Johannesburgo que habían recibido diagnósticos de PTSD y depresión.

Los hallazgos de los investigadores, que aparecen en la revista Psychological Reports, indican que los participantes que comenzaron a practicar la meditación trascendental vieron mejoras notables en sus síntomas.

Los síntomas disminuyen después de 3.5 meses
Los investigadores trabajaron con 34 estudiantes del Instituto Maharishi que tenían TEPT y depresión. Estos estudiantes acordaron practicar la meditación trascendental, un tipo de meditación que implica cantar y enfocarse en mantras para lograr la serenidad.

Además, el equipo reclutó a otros 34 estudiantes de la Universidad de Johannesburgo con los mismos diagnósticos que no recibieron ningún tratamiento ni participaron en la meditación mientras duró el estudio. Estos estudiantes actuaron como grupo de control.

Al comienzo del período de estudio, que duró 3.5 meses, todos los participantes obtuvieron una puntuación de 44 o más en la prueba PCL-C, que evalúa los síntomas del PTSD. Estos puntajes significan que el TEPT es muy probable. Además, los profesionales de la salud mental también habían diagnosticado TEPT en cada uno de los participantes.

Al final del estudio, la mayoría de los participantes del grupo de meditación trascendental tenían puntuaciones PCL-C por debajo de 34, que es el umbral para un diagnóstico de TEPT, lo que indica que sus síntomas habían disminuido por completo.

Estos participantes también reportaron mejorías en sus síntomas de depresión.

Por el contrario, los participantes del grupo de control, que no participaron en las sesiones de meditación y no recibieron ningún otro tratamiento, no vieron ninguna mejoría.

Una manera de abordar eficazmente este problema».
Algunos de los síntomas de PTSD que los participantes reportaron al comienzo del estudio incluyeron pesadillas, recuerdos de eventos traumáticos, una sensación de ansiedad o miedo, y un estado de hipervigilancia.

En ese momento, muchos de estos estudiantes también estaban experimentando entumecimiento emocional, estados de ira, estallidos violentos y abuso de alcohol y drogas.

«Un alto porcentaje de jóvenes en Sudáfrica, especialmente los que viven en los municipios, sufren de TEPT», explica el autor del estudio Michael Dillbeck, del Instituto de Ciencia, Tecnología y Políticas Públicas de la Universidad de Administración Maharishi en Fairfield, Illinois.

Sin embargo, esta cuestión va más allá de Sudáfrica. En datos de encuestas mundiales recientes que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recolectó, el 70.4 por ciento de los encuestados reportaron haber experimentado un trauma, y muchos de estos individuos podrían tener PTSD como resultado.

«Para convertirse en estudiantes exitosos y miembros productivos de la sociedad, necesitan ayuda absoluta para lidiar con los síntomas del trastorno de estrés postraumático», señala Dillbeck, señalando que una herramienta tan simple como la meditación podría marcar una diferencia importante en la vida de las personas.

«Nuestro estudio muestra que después de 3 meses de meditación, el grupo[de meditación], en promedio, estaba fuera del TEPT. Ofrece una manera para que otros puedan lidiar efectivamente con este problema».

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas