junio 23, 2024
poder del amor

¿Cómo influye el poder del amor en tu organismo?

Uno de los sentimientos más poderosos que pueden sentir los seres humanos, es el amor. Este es capaz de generar una serie de reacciones diferentes, tanto a nivel físico como mental. Pero, para entenderlo mejor, es útil conocer cómo influye el poder del amor en el organismo. 

Una realidad actual es que es más fácil conseguir sexo que amor, sobre todo cuando se usan servicios como los que se ofrecen aquí, agrupando a las mujeres más hermosas y sensuales de la ciudad, quienes están dispuestas y anhelantes por cumplir y satisfacer todos los deseos de sus clientes. 

Con una de estas chicas, sin lugar a dudas se puede tener el mejor sexo de la historia pues son ardientes, apasionadas y expertas en las artes amatorias, por lo que son capaces de hacer prácticamente todo lo que se les pida (previa negociación), como por ejemplo: sexo anal, beso negro, francés natural y completo, fiesta blanca, lluvia dorada, fetiches, tríos, BDSM, entre otros. 

No obstante, esto es lo único que se puede obtener de estas mujeres y aunque el sexo como tal aporta muchos beneficios, nada se compara con el sentimiento del amor, el cual se puede sentir hacia todos los seres y de varias maneras, pues es un sentimiento universal que no es exclusivo de los enamorados. 

Y aunque la mayoría reconoce el amor como algo que los hace sentir felices, pocos conocen sobre los efectos que provoca el amor internamente, por medio de las reacciones químicas que se producen en el organismo. Por tal razón, hablaremos sobre cómo influye el poder del amor en el organismo. 

Personas más felices

El cerebro tiene una región que se denomina sistema límbico, el cual se encuentra en lo más profundo del mismo y tiene mayor actividad cuando las personas reciben algún tipo de recompensa que, por lo general, es todo aquello que se disfruta o genera placer, como por ejemplo: los juegos, las drogas, el sexo, y por supuesto, el amor. 

Esto es porque son actividades (o sustancias) que producen dopamina, que es precisamente la hormona asociada al placer y la felicidad. De este modo, cuando los individuos aman y son amados, se sienten felices constantemente, permitiéndoles vivir la vida con mayor optimismo, energía y motivación. 

Vivir con menos estrés y depresión

Debido al estilo de vida que se lleva en la actualidad, es muy común que las personas sufran estrés y episodios depresivos, lo que puede desencadenar una serie de padecimientos y enfermedades graves para la salud. La solución a esto pueden ser varias, unas vacaciones, unos días de descanso y hay quienes incluso, optan por consumir fármacos. 

Pero lo que muchos desconocen es que el mejor remedio para el estrés y la depresión es el amor, ya que las endorfinas como la serotonina, por ejemplo, causan sensación de bienestar, dicha y felicidad, reduciendo de forma natural los efectos del cortisol y el estrés crónico.   

Individuos más fuertes y jóvenes

El amor hace que en el organismo se produzcan melatonina y niveles más altos de estrógenos. La primera de ellas, actúa como una inyección de energía y buena autoestima en las personas, haciendo que se sientan fuertes, seguros y rebosantes de bienestar. 

Por otra parte, el estrógeno mejora el aspecto de la piel, volviéndola más tersa y brillante, por lo que las personas que aman y son amadas se ven jóvenes y hermosas.  

Fortalece el sistema inmunológico

Cuando las personas están enamoradas y se sienten felices, su organismo segrega endorfinas, las cuales son sustancias que ayudan a mejorar el funcionamiento del sistema inmunitario y por ende, éste puede volverse más resistente ante las enfermedades. 

Se padecen menos enfermedades

Para culminar y adicional al punto anterior, es necesario mencionar que los hombres y mujeres que son felices, tienden a valorar su vida en mayor medida, por lo que cuidan más su salud física y mental, buscando siempre hacer actividades que les proporcionen bienestar. 

Además de ello, el incremento de sustancias como la oxitocina, dopamina y norepinefrina, pueden disminuir la tensión arterial y con ello, disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas