junio 16, 2024
muñeca sexual

Experimenta placer real con las mejores muñecas sexuales

El sexo en todas sus versiones y modalidades ha dejado de ser un tabú. Las personas suelen hablar de ello con mayor naturalidad, no se avergüenzan por expresar sus preferencias y ahora están en búsqueda de alternativas que les permitan experimentar mayor placer. 

La autocomplacencia tiene sus ventajas y no importa si tienes pareja, ya que nadie te conocerá mejor que tú mismo. Usar juguetes sexuales, además de ser un complemento genial para sesiones de sexo en pareja, son perfectos para esos momentos a solas e intensificar sensaciones. 

Una de las alternativas que está cobrando mucha fuerza en el mercado son las muñecas, tanto para él como para ella. Puedes hacerte con las mejores muñecas sexuales que ya dejaron de ser esas versiones plásticas hinchables que se utilizaban antes en despedidas de solteros para gastarle una broma al novio, para convertirse en todo un arte del realismo y el erotismo. 

Tipos de muñecas sexuales

Como lo decíamos, las muñecas sexuales han pasado de ser un cúmulo de plástico un poco caricaturesco, para convertirse en toda una obra de arte que busca ser lo más realista posible para hacer realidad cualquier fantasía. 

Se han convertido, hoy por hoy, en una alternativa ideal para los hombres que buscan compañía y no quieren entrometer sentimientos o desarrollar una relación amorosa. La tecnología se ha apropiado de este demandante mercado y ahora hay distintos tipos de muñecas sexuales para escoger. 

Las más comunes son las muñecas hinchables. Simulan el cuerpo femenino en su aspiración más perfecta y son una gran opción si quieres experimentar otros niveles de morbosidad a la hora de autocomplacerte. 

El estímulo sexual que puedes conseguir con una de estas no tiene comparación con ver algo de porno o fotografías. 

Las muñecas hiperrealistas están hechas para quienes no se conforman con el mero placer, necesitan añadir otros detalles que estimulen el tacto y la vista con un cuerpo mejor acondicionado, un tamaño más acorde y sentir la suavidad de una piel que se asemeje a la real. 

Materiales como la silicona y el látex hacen este trabajo, por lo que podrás disfrutar de una compañera suave y sexy durante la masturbación, que puede incluir perfectamente el coito, ya que estos ejemplares traen agujeros para ser penetradas. 

Las muñecas sexuales de última generación son las que incluyen elementos tecnológicos. Hay versiones que incluso llegan al orgasmo. Se podría decir que más que una muñeca es un robot. La primera fue presentada por Sergi Santos en el año 2010, un experto de la robótica que logró confeccionar a Samanta, una muñeca sexual con tres modos de interrelación: amistoso, amoroso y sexual. 

No se trata propiamente de una muñeca para tener sexo. Al igual que una mujer real, debes complacerla y conseguir excitarla para que ella también tenga un orgasmo. Toda una sensación de la robótica y la industria del erotismo que tiene un valor aproximado de 4 mil dólares. 

¿Cómo es tener sexo con una muñeca?

Recuerda que el órgano del cuerpo más sexual es el cerebro, así que conviértelo en tu mejor aliado para disfrutar de este juguete. Todo está permitido siempre y cuando no hagas daño a nadie, así que úsala cómo quieras, lo importante es que disfrutes el momento y  aprendas a conocerte más en este ámbito. 

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas