El mal uso de las lentillas, puede comprometer directamente tu salud ocular. Conocer estos errores te ayudará a tener una mejor experiencia.

1. Prolongar el uso

Es importante que identifiques las lentillas que estás adquiriendo, ya que ellas vienen según el uso que le des, pueden ser lentillas diarias, mensuales o quincenales. Por lo tanto no prolongues este uso, si son diarias por supuesto son desechables, una vez usadas se descartan en la papelera, si son mensuales, úsalas hasta donde lo indique su prescripción y así de igual forma con las quincenales. El uso prolongado podría comprometer la salud de tu ojo, causando infecciones o irritaciones.

2. Guardar o lavar las lentillas con agua y sal

Esto está siendo un error muy común entre las personas que usan lentillas, por nada del mundo se te ocurra hacer esto, es un error total, ya que podrías crear bacterias en tus lentillas, para eso venden las soluciones que son especiales para lavar tus lentillas.

3. No cambiar el líquido de tus lentillas

Si tus lentillas son de uso mensual o quincenal, tienes que tener un cuidado un poco más delicado, muchas personas cometen el error de no cambiar la solución de sus lentillas diariamente, debes tener cuidado con esto ya que es importante que mantengas tus lentillas con la mejor higiene posible y al no cambiar su líquido podrías estar ayudando a crear diferentes bacterias que pueden afectar directamente la salud de tu ojo.

4. Dormir con lentillas

Esto te sonará repetitivo, los habrás leído en un sin fin de lugares, y es porque hoy en día la mayoría de las personas aún duermen con sus lentillas. Sin importar si en sus prescripciones indiquen que puedes dormir con ellas, no es recomendable hacerlo, podrías irritar o infectar tu ojo, no cometas este error.

5. No hidratar tus ojos

En su mayoría todos deberíamos usar lágrimas artificiales más cuando usamos lentillas, ya que tienden a resecar un poco nuestros ojos. Por lo tanto es importante que los mantengas siempre hidratados, consulta con tu especialista para que así te pueda recetar la mejor solución para ti.

Ahora que conoces estos errores puedo asegurarte que no volverás a cometerlos y por lo tanto el uso de tus lentillas será una mejor experiencia.