Ciertamente los tumores que aparecen en nuestras  glándulas salivales son un tipo de tumor que no es muy frecuente en esta zona de nuestro cuerpo, pero que si pueden iniciarse en cualquiera de todas nuestras glándulas salivales, de nuestra boca o también pueden aparecer en la zona de nuestro cuello, recordemos que las glándulas salivales son las que nos ayudan con la producción de la saliva que nos es tan útil en nuestra digestión.

Recuerda que tenemos  tres pares de glándulas salivales en nuestro cuerpo,  las consideradas mayores se encuentra ubicadas  debajo a como  también en la parte de  atrás de nuestra  mandíbula, a como también tenemos  la parótida, la sublingual y la llamada  submandibular, en fin  hay muchas otras glándulas salivales pequeñas que tenemos en nuestros  labios, así como  en el interior de las mejillas, en la boca y también en nuestra   garganta

Por lo general los tumores que nos aparecen en nuestras glándulas salivales es el tipo más frecuente de tumores puesto que en la actualidad representa un 85 % del total de los tumores en nuestras glándulas salivales, de donde te podemos decir que casi el 26 por ciento de los tumores son cancerosos y a la vez son considerados por la ciencia médica como malignos.

Síntomas

Algunos de los  signos así como también los  síntomas con que se nos presentan los  tumores en nuestras  glándulas salivales so te podríamos decir que son entre otros, una inflamación en nuestra mandíbula, pero también se presenta en nuestro cuello y en la boca, aunque en algunas ocasiones se puede presentar en zonas cerca de ellos como podrás ver no se nos presenta  solo en una zona determinada.

Otros de los síntomas que se nos presentan o que sufrimos cuando tenemos estos tipos de tumores, así como los que te sigo mencionando, por ejemplo que se nos entume la mitad de nuestro rostro, y también sentimos los músculos de nuestro rostro muy débiles, a como también sufrimos de un dolor que se nos mantiene de una forma constante en la zona donde tenemos a nuestra glándula salival, lo que nos trae como consecuencia mucho dolor al tragar.

Causas

Todos los  tumores de glándulas salivales realmente nos aparecen de una manera que resulta poco  frecuente y representan por lo menos el 10 % de todos los tumores en nuestra  cabeza y también en la zona de nuestro cuello, aunque hoy en día  Las causas de los tumores de glándulas salivales no están todavía muy claras, esto a pesar de los estudios  constantes que se han venido realizando por la comunidad científica.

Según los médicos sostienen  que el cáncer de las  glándulas salivales tienen como causa el  que  algunas de nuestras  células de una de las  glándula salivales tienen algún tipo de  mutación en su ADN ya que  las mutaciones permiten que las células crezcan y a su vez se logren  dividir  con mucha  rapidez, así mismo todas las células mutadas continúan existiendo  cuando otras células están muriendo por lo que  la acumulación de células forma un tumor que puede invadir de una manera directa todo  el tejido cercano.

Otra de las causas nos provocan la aparición de los tumores en nuestras glándulas salivales también podemos contar el factor edad, ya que es muy cierto que este tipo de tumores pueden  aparecernos  a cualquier edad pero también es  muy cierto que por lo general son más frecuentes entre la población que ya está en el rango de 60 años en adelante, por lo que podemos comprobar que la edad juega en contra de nosotros con este mal.

Así mismo es una causa de la existencia de los tumores en las glándulas salivales cuando estamos expuestos a la radiación, como por ejemplo cuando recibimos tratamiento radiactivo para ayudarnos con el problema de cáncer tanto en el    cuello como en la cabeza, la misma radiación nos deja vulnerables a  la aparición de este tipo de tumor en la glándulas salivales por lo que también se considera como otras de sus causas de existencia en nuestro cuerpo.

Otra de las casa que se han podido identificar hoy en día es cuando nos exponemos a la presencia de algunos tipo de materiales que por la naturaleza misma de nuestro trabajo no podemos evitar las cuales  pueden ser por ejemplo en la fabricación de algunos materiales que tiene como componentes el asbesto y también tienen la presencia de plomo lo que se nos degenera en tumor en nuestras glándulas.