junio 21, 2024
centros de psicología especializados

Tratamientos más comunes en los centros de psicología especializados

Cuidar de la salud mental es tan necesario como atender a la salud física para el bienestar integral de las personas.

La ayuda psicológica se hace necesaria ante el padecimiento o reincidencia en trastornos mentales o de conducta desadaptativa, con la meta de restaurar el equilibrio psicológico de las personas de distintas edades; los servicios deben ser profesionales, como los ofrecidos en este centro de psicología en Madrid, calificado para dar la atención y el apoyo experto requerido.

Bienestar, la meta de los centros de psicología especializados

El bienestar integral de las personas de cualquier edad, a través de la psicoterapia y el asesoramiento psicológico mediante distintos tratamientos y técnicas, es la meta de los centros de psicología especializados.

El personal especializado en las distintas áreas de la salud mental, busca ayudar a los pacientes a mejorar su equilibrio emocional, valiéndose de su experiencia para provocar en ellos los cambios de pensamientos, hábitos y acciones, que les lleven a valorar sus potencialidades, aceptar sus condiciones y cambiar la forma de relacionarse con los demás.

Confianza e individualidad, las premisas de la atención

Los distintos tratamientos y técnicas, aplicados para dar solución a los problemas que demandan la atención en centros de psicología especializados, tienen como punto central la confianza, permitiendo establecer vínculos entre los especialistas y los pacientes, que los ayudan a reconocer sus necesidades y afrontarlas con mayor autonomía y responsabilidad.

La atención psicológica debe adaptarse a las necesidades de cada paciente, siendo absolutamente necesarios que los diagnósticos, tratamientos y protocolos aplicados, sean estrictamente individualizados, adaptados a la edad y problemas de cada persona, para resultar verdaderamente correctos y efectivos.

Tratamientos, la respuesta a cada necesidad

Los distintos problemas y necesidades que se abordan a través del tratamiento psicológico y las diferentes terapias, merman la calidad de vida de los pacientes, los más comunes, además del Trastorno del sueño, de la personalidad y los Trastornos generalizados del desarrollo son:

1.   Ansiedad, este estado constante de alerta mental y estrés emocional, se trata en personas de todas las edades, a través de distintas estrategias que buscan identificar sus causas,  disminuir sus niveles y anticipar sus crisis para evitar que los episodios ocurran.

La ansiedad, tiende a producir estados derivados de ella como las Fobias, el Estrés, Trastorno de pánico, el Trastorno Obsesivo Compulsivo y la Hipocondría.

2.   Traumas, resultado de la experimentación de situaciones traumáticas que generan reacciones automáticas y desproporcionadas en las personas, este trastorno mental puede tener distintos niveles de severidad.

Los tratamientos para él incluyen el desbloqueo de las experiencias y el enfrentamiento de las situaciones que los han ocasionado, como los abusos sexuales y otros eventos de alto impacto emocional.

3.   Depresión, este trastorno con distintos niveles de severidad, puede afectar a niños, jóvenes y adultos como consecuencia de situaciones difíciles y/o decepcionantes que se enfrentan, y ocasionan una enfermedad de origen multifactorial: Emocional, cognitiva, conductual y física.

Los tratamientos son distintos, pero lo principal es hallar su causa, y buscar superarla a través de cambios de conductas y hábitos saludables que potencien el equilibrio emocional.

4.   Trastornos de alimentación, ya sea por el consumo abusivo de estos o la negación a ingerirlos por considerar que generan sobrepeso, este padecimiento es tan peligroso como común en personas de todas las edades, anorexia, bulimia, ingesta compulsiva y obesidad son los más frecuentes.

5.   Adicciones, los comportamientos perjudiciales de repetición consciente e intencional, pueden ser muy frustrantes. Los tratamientos buscan superarlos a través de la identificación de sus causas y la separación o alejamiento de sus factores desencadenantes.

La adicción puede ser a sustancias nocivas, también está la adicción tecnológica, al sexo, al trabajo.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas