junio 19, 2024
depresión

¿Tienes depresión?

La depresión es un estado mental y anímico sumamente determinante para desequilibrar el estado físico en general y en ocasiones, puede ser todo un reto combatirla. A pesar de que es una problemática que engloba la salud mental del paciente, puede llegar a ignorarse, negarse o simplemente no se identifica debidamente. Por este motivo es que resulta indispensable poner todo el esfuerzo posible para tratarla como es debido.

Aunque todavía faltan muchas ramificaciones para investigar acerca de la depresión, existen fuertes indicios de que si existen familiares directos que hayan tenido o presentan depresión, esto puede aumentar el riesgo de que otros familiares también la presenten. Se puede decir, que se puede sufrir por determinantes hereditarios

La depresión y su paso en la familia

No se tiene un registro que trate patrones en específico que muestren un diagnóstico depresión, pero si se han observado grupos familiares de personas deprimidas que presentan genes vinculados. Esto no significa que la madre les hereda a sus hijos esta condición de manera forzada. Sin embargo, existen investigaciones que dictan que, al estar uno de los progenitores afectado, aproximadamente el 25% de su descendencia es proclive a presentar depresión a mediano o largo plazo.

Síntomas claros de depresión

Uno de los temas más difíciles de tratar cuando se habla acerca de la depresión es el poder identificarla. Es por ello que se tienen que tomar en consideración diversos síntomas como los que te presentaremos a continuación:

·         Tristeza: El estar triste continuamente es un claro síntoma de la depresión, así como también un recurrente acompañamiento del desinterés hacia ciertas cosas que anteriormente se disfrutaban mucho.

·         Sueño: Los ciclos de sueño pueden verse gravemente afectados ya que, o se duerme mucho o se presenta un insomnio continuo.

·         Apetito: Este puede disminuir o aumentar, pero siempre de forma notable.

·         Energía: La energía del individuo puede disminuir o simplemente se presenta un desinterés repentino por cosas o actividades que anteriormente parecían muy importantes para la persona.

·         Dolencias: Es posible que puedan llegar a presentarse ciertas dolencias articulares o puntuales en algunos órganos del cuerpo, a pesar de que este no se asocie como una enfermedad médica.

Para que estos síntomas se pueden asociar directamente con la depresión deben presentarse durante un lapso de tiempo de al menos dos semanas. En el caso de que estos resulten muy graves, quien los padece por lo general ni se da cuenta, si no es el grupo familiar quien logra detectarlo.

En ocasiones también llega a identificarse es por parte de los profesionales médicos a los que se recurre por otro tipo de dolencias que se vinculan habitualmente con la depresión, como en el caso de dolores en la columna, cabeza u hombros, aunque también padecimientos como colitis o gastritis.

¿En qué se basa el tratamiento?

Considerándose como una enfermedad en toda regla, la depresión presenta múltiples alternativas para ser tratada mediante medicamentos, es decir, de forma farmacológica. Aunque siempre se ha considerado que se obtienen mejores resultados cuando el individuo visita a un psicoterapeuta, sobre todo si este se especializa en terapias cognitivas conductuales.

El tiempo estimado de estos tratamientos siempre se basa en un largo plazo, pero todo va a depender de la evolución de la enfermedad y de la opinión del médico para alcanzar el éxito. En el caso de los pacientes que no responden de primera mano a los tratamientos, no quiere decir que no tienen cura, sino que se debe seguir en la búsqueda de los resultados que se esperan.

En toda regla esta no es una enfermedad que puede prevenirse como otras, aunque existen ciertas técnicas que pueden ayudarnos a disminuir su aparición como las siguientes:

·         Cumplir con un ciclo de sueño de ocho horas al día.

·         Realizar actividades físicas de manera recurrente.

·         No consumir drogas o alcohol, o disminuir su consumo paulatinamente.

·         Cuidar la alimentación y no saltarse comidas, principalmente el desayuno.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas