marzo 4, 2024

Todo lo que debes saber sobre la administración de medicamentos por vía subcutánea

¡Bienvenidos a Noticias Médicas! En este artículo profundizaremos en la administración de medicamentos por vía subcutánea. La administración subcutánea es una técnica utilizada por profesionales de la salud para administrar medicamentos directamente debajo de la piel. A través de esta vía, los fármacos son absorbidos gradualmente, proporcionando una liberación lenta y constante en el torrente sanguíneo. Es importante conocer las indicaciones y técnicas adecuadas para realizar este procedimiento de manera segura y eficiente. Exploraremos los beneficios, consideraciones importantes y recomendaciones prácticas para garantizar una administración subcutánea exitosa. ¡Acompáñanos en este recorrido informativo sobre esta importante vía de administración!

La administración subcutánea: una técnica esencial en la práctica de los profesionales de la salud

La administración subcutánea es una técnica esencial en la práctica de los profesionales de la salud. A través de esta vía de administración, se introduce el medicamento debajo de la piel, en el tejido adiposo subcutáneo.

Esta técnica se utiliza para la administración de diversos medicamentos, como insulina, heparina, vacunas y algunas terapias biológicas. La administración subcutánea ofrece varias ventajas, como una absorción más lenta y sostenida del fármaco, menor riesgo de irritación y mayor comodidad para el paciente.

Para realizar una administración subcutánea adecuada, es necesario seguir ciertos pasos. Primero, se debe lavar adecuadamente las manos y colocarse guantes estériles. Luego, se elige un área de administración adecuada, generalmente en el abdomen, muslos o brazos. Se limpia la zona con alcohol y se pincha la aguja o jeringa con el medicamento a utilizar en un ángulo de 45 grados o 90 grados, dependiendo de la técnica recomendada.

Es importante recordar que cada medicamento tiene sus propias indicaciones y dosis específicas para la administración subcutánea. Por lo tanto, es fundamental seguir las instrucciones del profesional de la salud y estar entrenado en la técnica adecuada.

En resumen, la administración subcutánea es una técnica esencial en la práctica de los profesionales de la salud. Esta vía de administración permite la entrega efectiva de medicamentos y terapias en el tejido subcutáneo, brindando beneficios como una absorción más lenta y sostenida. Es importante seguir las indicaciones y dosis recomendadas para asegurar una administración segura y eficaz.

Algunas dudas para resolver..

¿Qué es la administración subcutánea de medicamentos?

La administración subcutánea de medicamentos es una técnica en la que se inyecta un medicamento debajo de la piel, en el tejido subcutáneo. Esta vía de administración se utiliza para medicamentos que requieren una absorción lenta y constante en el organismo. Es importante que los profesionales de la salud sigan protocolos específicos para garantizar la seguridad del paciente.

¿Cuáles son las técnicas adecuadas para realizar una inyección subcutánea?

Las técnicas adecuadas para realizar una inyección subcutánea son las siguientes:
1. Elegir un lugar de inyección adecuado, como el abdomen, la parte superior del brazo o el muslo.
2. Limpiar la zona con alcohol y dejar secar.
3. Ponerse guantes desechables.
4. Tomar la jeringa y retirar la tapa de la aguja sin tocarla.
5. Pinchar la piel en un ángulo de 45 grados o 90 grados, según la recomendación del médico.
6. Introducir la aguja lentamente y aspirar ligeramente para asegurarse de no estar en un vaso sanguíneo.
7. Inyectar el medicamento lentamente.
8. Retirar la aguja de manera rápida y colocar un algodón con alcohol en el sitio de la inyección.
9. Aplicar suavemente presión sobre la zona durante unos segundos.
10. Desechar correctamente los materiales utilizados y lavarse las manos.

¿Cuáles son las indicaciones y contraindicaciones de la terapia subcutánea en el tratamiento de enfermedades?

Las indicaciones de la terapia subcutánea en el tratamiento de enfermedades incluyen condiciones crónicas que requieren una administración continua de medicamentos, como la diabetes, la artritis reumatoide y la esclerosis múltiple. También se utiliza para el alivio del dolor en pacientes con cáncer o enfermedades terminales.

Las contraindicaciones de la terapia subcutánea incluyen infecciones locales en el sitio de administración, trastornos de la coagulación o sangrado, alergias conocidas a los medicamentos utilizados y mal estado de la piel en el área de aplicación. Además, se debe tener precaución en pacientes con desórdenes psiquiátricos o problemas de memoria que puedan afectar su capacidad para administrarse correctamente la terapia.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas