junio 14, 2024
reforzar la memoria

ACTIVIDADES PARA REFORZAR LA MEMORIA DE ANCIANOS EN RESIDENCIA MATACAS

Con el paso de los años es normal que las personas mayores sufran un cierto deterioro cognitivo. Aunque, la memoria sufra algunos fallos, suponer que este declive en el proceso de envejecimiento es inevitable es una gran equivocación: debemos perseguir el envejecimiento activo, que se ha demostrado como una poderosa arma para mantener sana en forma la mente.

Hay varias maneras de abordar el fortalecimiento de la memoria. La primera es consumir alimentos ricos en vitamina B12, que ayuda a contrarrestar este proceso; la segunda es que, de igual manera que el ejercicio físico ayuda a mantener el cuerpo en unas condiciones saludables, las personas mayores pueden ejercitar su cerebro como si fuera un músculo más. Al fin y al cabo, lo que no se usa, se pierde. Residencia Matacas incorpora en sus planes de actividades y  ejercicios para su estimulación.

El cerebro se entrena estimulando las sinapsis, es decir, las conexiones neuronales. Las neuronas mueren con el envejecimiento, sí, pero lo que importa no es la cantidad que tengamos, sino la calidad.

Gracias a las actividades para la memoria, las personas mayores pueden evitar perder la capacidad de adquirir y almacenar nueva información, pero, sobre todo la de recordar, y de esta manera recuperarla y evitar el olvido. Hay que tener en cuenta que no existe solo un tipo de memoria, y, de todas ellas, la más afectada durante el envejecimiento es la operativa o de trabajo, que es la encargada de gestionar los recuerdos más recientes. Esto quiere decir, y en Residencia Matacas lo hemos podido comprobar, que a una persona mayor le costará más recordar algo que le ocurrió hace unos días que sus recuerdos de infancia.

Podemos luchar contra el deterioro neurológico con pequeñas y simples acciones. Cambiar las rutinas, siempre con supervisión, es una estrategia clásica para luchar contra la pérdida de la memoria operativa. Desde usar el reloj en el brazo contrario al que siempre se ha llevado, hasta hacer trayectos diferentes para ir a lugares habituales. Estas pequeñas alteraciones en los hábitos fortalecerán las sinapsis, al obligar a trabajar al cerebro y que no funcione de manera automática. Se considera que la atención es la puerta de entrada a la memoria, de modo que simples acciones como estas contribuyen a estimular la capacidad de atención y contribuyen a aplazar las consecuencias más nocivas del envejecimiento.

Residencia Matacas también incluye el ejercicio físico, ya que contribuye a la salud mental y evita la pérdida de la memoria. El baile, tal y como explican en un estudio del New England Journal of Medicine, resultó la actividad más beneficiosa para la memoria para personas de entre 75 y 85 años. Aprender los pasos de un baile y mantener una coordinación rítmica propician el desarrollo de conexiones neuronales nuevas y fuertes. Ejercitar el cerebro no tiene por qué ser tedioso o aburrido, las personas mayores pueden luchar contra su propio deterioro mental y físico y al mismo tiempo pasarlo bien.

En los centros para mayores el apoyo cognitivo debe ser una realidad del día a día. En ellos, el enfoque lúdico es, cada vez más, el elegido para luchar contra la pérdida de memoria, pues el juego es una de las principales herramientas terapéuticas y vehículo de socialización y aprendizaje, que, además, permanece toda la vida.

También es destacable el beneficio de mantener un diario autobiográfico. Además de trabajar activamente la memoria a través de la retrospección, el ejercicio narrativo es muy provechoso para fortalecer las sinapsis y gratificante a nivel emocional.

En cuanto a las actividades, internet está lleno de una gran variedad de juegos, planes, cursos y ejercicios. Sin embargo, es fundamental que sean profesionales cualificados los que se encarguen de diseñar y programar las actividades en las residencias, como en Matacàs (Sant Adrià del Besòs). Allí, los terapeutas plantean ejercicios que requieren de un esfuerzo personalizado y positivo. Las personas mayores saben que hacen terapia, pero gran parte de su efectividad se basará en que «no se note» y que se disfrute con ella. No tiene nada que ver relacionar conceptos en una lámina fotocopiada sacada de internet con rotuladores de colores, con actividades dinámicas como los juegos de pareja (memotest) o el uso de tabletas con aplicaciones de juegos interactivos y coloridos. Estas acciones, fundamentales para las personas que sufren de cierto deterioro cognitivo, deben ser adoptadas como prevención para quienes tengan aún plenas facultades.

Por último, es importante que las residencias se mantengan al día, es decir, conozcan las últimas aplicaciones y recursos que se ofrecen en el campo del mantenimiento de la actividad cerebral. Así, en los centros de mayores, centros culturales o asociaciones de jubilados, los juegos de mesa no han desaparecido, ni mucho menos, pero cada vez se reclaman más la aplicación de las nuevas tecnologías y diferentes terapias innovadoras que hagan que las lucha activa contra el envejecimiento sea dinámica y no tediosa o rutinaria.

Compartir
Dejar un comentario

1 Comentario

Noticias Médicas