Esta es la  prueba que nos permite medir el nivel de tiroglobulina en nuestro torrente sanguíneo, en sí,  la tiroglobulina es una proteína producida por las  células de la tiroides, de donde podemos decirte que  la tiroides es una glándula pequeña que tiene la forma de una  mariposa y la encontramos situada en el cuello,  la prueba de tiroglobulina se usa más que todo para que nos sirva  como marcador tumoral, esto a su vez para mejorar  el tratamiento del cáncer de tiroides.

Así mismo lo que conocemos como los marcadores tumorales, a veces también  llamados marcadores de cáncer, son un tipo de  sustancias  que son creadas por las células cancerosas o tmbien son creadas  por las células normales en respuesta al cáncer que tenemos detectado en nuestro   cuerpo, por otro lado  la tiroglobulina es a su vez  producida por las células tiroideas tanto normales como también las  cancerosas.

Después de un tratamiento que es necesario en estos casos lo más normal es que debería haber poco o nada de tiroglobulina en nuestro torrente  sanguíneo, ya que en lo que concierne a  la medición de los niveles de tiroglobulina, es lo que nos  puede mostrar si aún hay células cancerosas en el cuerpo después del respectivo  tratamiento ya que en el fondo ese es su real objetivo.

Prueba de tiroglobulina

Realmente la prueba de la  tiroglobulina es muy utilizada para que por medio de ella podamos ver y comprobar si el tratamiento que recibimos para combatir la aparición del cáncer en la tiroides, ya que la tiroglobulina nos sirve para que podamos darnos cuenta de una manera segura y eficiente si aún quedan células cancerosas de tiroides en cualquier parte de nuestro cuerpo, así como también si los niveles de tiroglobulina en nuestro cuerpo.

Tienden a aumentar o también a disminuir una vez que finalizamos nuestro tratamiento nos está indicando que ya no  tenemos la presencia de células conocidas como tiroideas en ninguna parte de nuestro cuerpo, por lo que nos podemos estar un poco satisfechos de que nuestra lucha contra este problema, por el momento está en una etapa de control por lo que podemos decir que vamos evolucionando bien.

Por si te has preguntado alguna vez como puedes saber si necesitas realizarte la prueba de la tiroglobulina, te puedo decir que Probablemente necesites realizarte  esta prueba después de recibir el  tratamiento de cáncer de tiroides, por lo que no es mala idea que consultes con tu medico de confianza si es posible que te la puedas realizar,  regularmente para ver de esa manera si aún te  quedan células tiroideas en tu cuerpo  después de haber recibido el tratamiento, aunque  al principio te pueden realizar la prueba cada dos o talvez unas  tres semanas o a lo mejor  meses, y luego pues ya la puede realizar  con menos frecuencia.

En que consiste la prueba de tiroglubulina

Realmente la prueba de la tiroglobulina no es nada del otro mundo, es más bien un proceso muy sencillo y muy rápido ya que lo que hacen es,  tomar una muestra de tu  sangre de una de las venas de uno de tus brazos, lo cual hacen o logran  con una aguja de tamaño pequeño para luego  de insertar la aguja extraer una pequeña cantidad de tu  sangre y colocarla en el interior de  un tubo de ensayo, por lo que  tal vez puedas sentir  algún tipo de  molestia leve, cuando la aguja sea introducida o sea retirada pero el procedimiento suele durar menos de unos  cinco minutos.

Como te dije esta prueba no es nada extraño ni sofisticado por lo que nos nada necesario que tomes muchas medidas antes de realizártela, ya que tan solo tienes que evitar o no puedes o debes de tomar algunas vitaminas que tu medico por lo general es el que te indica cuales son, así como también tu medico te puede indicar que es lo que resulta más apropiado que tomes antes de realizarte dicha prueba.

Tratamiento posterior

Es muy común hoy en día que te hagan pruebas varias veces y al  poco tiempo de terminar el tratamiento y luego pues te la pueden mandar de vez en cuando, ya que sus  resultados son valiosos para que nos indiquen si los niveles de tiroglobulina se encuentran en un nivel alto o solo han venido creciendo con el tiempo lo que nos indicaría de una manera muy segura que las células de tiroides en nuestro cuerpo se siguen reproduciendo.

Como has podio ver  todo lo referente a la tiroglobulina, no es más que la manera de saber cómo tenemos el cáncer de tiroides , si está controlado o se sigue reproduciendo  en nuestro organismo.