junio 13, 2024

Parkinson: Cómo las células madre pueden ayudar a reparar el cerebro

Una nueva investigación examina el potencial de la terapia con células madre en el reemplazo de neuronas dañadas en la enfermedad de Parkinson. Los autores dicen que las células madre podrían «proporcionar un tratamiento superior, posiblemente utilizando diferentes tipos de células para tratar diferentes síntomas» del Parkinson.

La enfermedad de Parkinson afecta a alrededor de medio millón de personas en los Estados Unidos, y sólo se espera que el número aumente debido al progresivo envejecimiento de la población.

Los Institutos Nacionales de Salud (NIH) estiman que los médicos diagnostican la afección en alrededor de 50,000 personas cada año.

Los NIH advierten que la prevalencia de esta afección neurodegenerativa sólo va a aumentar a menos que los investigadores propongan nuevos y mejores tratamientos.

Actualmente, la terapia más común utiliza el medicamento levodopa para estimular la producción de dopamina en ciertas neuronas asociadas con las habilidades motoras.

Estas neuronas dopaminérgicas están situadas en la vía nigroestriatal, que es un circuito cerebral que conecta a las neuronas de la sustancia negra pars compacta con el estrato dorsal.

Sin embargo, la levodopa tiene una amplia gama de efectos secundarios, desde fisiológicos hasta psicológicos. Además, a largo plazo, los beneficios de estos medicamentos reguladores de la dopamina son limitados.

Por lo tanto, es crucial que los científicos elaboren estrategias más efectivas para reparar el daño cerebral que causa la enfermedad de Parkinson.

Una nueva investigación, que ahora aparece en un suplemento especial del Journal of Parkinson’s Disease, evalúa el potencial de la terapia con células madre para tratar esta condición neurodegenerativa.

La Dra. Claire Henchcliffe, del Departamento de Neurología del Colegio Médico Weill Cornell en la ciudad de Nueva York, NY, es coautora del estudio junto con la Dra. Malin Parmar, profesora en un grupo de investigación llamado «Investigación multidisciplinaria enfocada en la enfermedad de Parkinson en la Universidad de Lund».

«Necesitamos desesperadamente una mejor manera de ayudar a las personas con[Parkinson]», dicen los científicos. «Está aumentando en todo el mundo. Todavía no hay cura, y los medicamentos sólo sirven para tratar la incoordinación y los problemas de movimiento».

Terapia con células madre: Desafíos y promesas
En su revisión, el Dr. Henchcliffe y el Prof. Parmar examinaron la evolución de la terapia con células madre y sus usos para reemplazar las neuronas dañadas en el Parkinson.

«Si tiene éxito, el uso de células madre como fuente de células nerviosas transplantables productoras de dopamina podría revolucionar el cuidado del paciente[de Parkinson] en el futuro», dicen.

«Una sola cirugía», afirman los autores, «podría potencialmente proporcionar un trasplante que duraría toda la vida del paciente, reduciendo o evitando por completo la necesidad de medicamentos basados en la dopamina».

Hace más de 3 décadas, estudios pioneros que transplantaron células madre para tratar el Parkinson utilizaron «células fetales obtenidas del cerebro medio de embriones abortados».

Sin embargo, hubo numerosos problemas éticos con el procedimiento, así como una gran cantidad de efectos secundarios. Estos incluyeron rechazo al trasplante y movimientos involuntarios llamados discinesias.

Los recientes avances en la tecnología de las células madre hacen que los materiales de los que se derivan las células madre sean diferentes y variados. Por ejemplo, los investigadores pueden usar la propia piel de una persona para recolectar células pluripotentes y reprogramarlas directamente en células neuronales.

Las células también pueden reprogramarse directamente en el cerebro inyectando los genes de conversión en lugar de las células de la piel humana. Los investigadores también pueden derivar células madre de la propia sangre de la persona.

«Estamos entrando en una era muy emocionante para la terapia con células madre», señala el profesor Parmar. «Las células de primera generación están siendo probadas y los nuevos avances en la biología de las células madre y la ingeniería genética prometen aún mejores células y terapias en el futuro».

Como dice el Dr. Henchcliffe, «Ahora mismo, estamos hablando del primer paso lógico en el uso de terapias celulares en[el Parkinson].

«Y lo que es más importante, podría abrir el camino para poder diseñar las células con el fin de proporcionar un tratamiento superior, posiblemente utilizando diferentes tipos de células para tratar diferentes síntomas de[Parkinson] como problemas de movimiento y pérdida de memoria».

Dra. Claire Henchcliffe
El Prof. Parmar continúa señalando que «hay un largo camino por delante para demostrar cuán bien funcionarán las terapias reparadoras basadas en células madre, y mucho para entender qué, dónde y cómo entregar las células, y a quién».

Concluye: «Pero los grandes avances tecnológicos de los últimos años hacen que sea tentador especular que el reemplazo celular puede desempeñar un papel cada vez más importante en el alivio de al menos los síntomas motores, si no de otros, en las próximas décadas».

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas