junio 17, 2024
ozonizador

¿Por qué utilizar un ozonizador para combatir el COVID-19?

El ozono es una sustancia muy potente que ayuda a eliminar todo tipo de virus y bacterias de cualquier superficie, por este motivo, los ozonizadores se están utilizando para acabar con el COVID-19 en numerosos establecimientos, tanto públicos como privados.

Los ozonizadores son dispositivos que tienen la capacidad de generar gas ozono de manera artificial, fácil y rápidamente. Su principal función es desinfectar todo tipo de superficies, por este motivo, se presenta como una máquina muy eficaz si se utiliza en lugares cerrados para eliminar virus, bacterias, gérmenes y malos olores. 

El ozonizador tiene la capacidad de desinfectar prácticamente cualquier espacio en un corto periodo de tiempo, de hecho, en cuestión de 15 o 20 minutos, se pueden observar los resultados favorables.  Hay que tener en cuenta que, durante el uso de este tipo de equipos, no puede haber personas cerca y además, una vez que se ha desinfectado la zona con esta máquina, se debe esperar al menos 25 minutos antes de volver a entrar en el espacio de manera segura. 

¿Cómo actúa un ozonizador?

A la hora de utilizar uno de estos equipos, es importante comentar que el ozono es un potente gas incoloro que es muy útil para limpiar y desinfectar todo tipo de espacios, pudiéndose utilizar de manera particular o incluso a nivel industrial. 

Principalmente, estas máquinas absorben el aire y cuentan con la capacidad de llevar a cabo un tratamiento interno, a través de una tecnología avanzada de tubo de cuarzo o placas de cerámica lo que se traduce en la producción de ozono por el efecto corona. 

El efecto corona en un generador de ozono consiste en un proceso eléctrico que lo que hace es ionizar el gas. Entonces, en el momento que existe un arco de electricidad dentro de un material que sea conductor, el oxígeno que se ubica alrededor de dicho arco, se fusiona con las moléculas de O2 y, de esta manera, se forma el ozono.

La gran ventaja de utilizar estas máquinas es que se pueden aplicar en diferentes medios, ya sea por aire o por agua, de ahí su efectividad a la hora de desinfectar. Por este motivo, se han convertido en equipos protagonistas durante el estado de alarma, ya que con ellos se puede combatir el COVID-19 en cualquier espacio. Puesto que se pueden utilizar en talleres, casas, oficinas, hoteles, transportes, salas de hospitales, cafeterías o en cualquier industria.

¿Por qué el ozono es efectivo contra el coronavirus?

Teniendo en cuenta todas las propiedades que presenta una maquina de ozono hay que decir que estos equipos son muy efectivos para combatir el coronavirus, entre otras cosas, por las propiedades fungicidas que tiene el ozono, que hace que sea una sustancia capaz de destruir todo tipo de bacterias, virus y toxinas, purificando el aire.

También hay que decir que los tratamientos que se llevan a cabo con ozono hacen que el aire se renueve y oxigenen el espacio, eliminando olores y otras sustancias nocivas. Asimismo, este gas es capaz de llegar a cualquier superficie, de ahí la importancia de utilizarlo contra el COVID-19 y, como valor añadido, el ozono también se puede utilizar en el agua, sin interferir con el pH, por lo que sirve para desinfectar de coronavirus casi todas las superficies, independientemente del medio en el que se encuentren. 

Ventajas del uso del ozono

Al utilizar el ozono, una de sus mayores ventajas es que se consigue un ambiente mucho más higiénico, por este motivo, cada vez con más frecuencia se usa una maquina de ozono para desinfectar cualquier superficie. 

Este gas elimina los gérmenes que se puedan concentrar en un espacio, teniendo en cuenta además que existen diferentes modelos de desinfección, según el tipo de lugar en el que se vaya a aplicar el tratamiento correspondiente. 

De esta forma, se realizarán estos trabajos, con técnicas diversas, dependiendo si se va a actuar en un baño, en el interior de los vehículos, salas de reuniones, cocinas u otros espacios. Lo que sí es cierto es que, sea cual sea el espacio, el resultado es muy favorable, limpiando por completo la superficie de virus, bacterias y de más, como por ejemplo los ácaros o los hongos, entre otros. 

Otro aspecto importante es que existen diferentes tipos de ozonizadores que se utilizan en función de la superficie que vaya a desinfectarse. Eso sí, cualquier que sea la que se vaya a limpiar de gérmenes, es esencial que, durante el proceso, no haya personas ni mascotas en el interior.

En este sentido, se puede elegir entre las máquinas multiusos que, tal y como su nombre indica, sirve para limpiar diferentes espacios como salas de reuniones, guarderías, salones de belleza o teatros. Además, este modelo sirve para desinfectar aunque haya persona en la estancia, puesto que no provoca daños para la salud. 

Por otro lado, están los equipos para vehículos, pudiendo desinfectar el habitáculo en cuestión de 20 minutos, aproximadamente. También existen ozonizadores de uso doméstico que purifican el aire del interior de la vivienda fácilmente o incluso existen máquinas portátiles, que cuentan con la capacidad de generar una gran cantidad de ozono en poco tiempo.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas