El sueño juega un papel fundamental cuando se trata de cuidar nuestra salud, ya que este se considera una de las necesidades primarias de nuestro cuerpo. Es una reacción natural de nuestro cuerpo, y por ello muchas veces dormimos de forma involuntaria. 

No obstante, no se trata solo de realizar la acción de dormir. Y es que se puede dormir, pero si no lo haces durante el tiempo recomendado ni tienes un sueño de calidad, no estarás haciendo nada, porque nuestro organismo no se va a recuperar como lo necesita. De ahí surgen las medidas de higiene del sueño.

Medidas que no son más que todas las normas o pasos que se deben seguir para tener un descanso adecuado y evitar que en el futuro seamos víctimas de un padecimiento o trastorno que afecte a nuestra salud y por supuesto, nuestro desarrollo diario como individuos. 

¿Cuáles son las medidas que debo tomar para tener una buena higiene del sueño?

Ya te hemos dicho por qué es importante tener un sueño de calidad. Ahora te indicaremos qué medidas debes adoptar para lograrlo. Además de que, si quieres ampliar mucho más esta información, puedes echarle un vistazo al Blog tuequilibrioybienestar.es, ya que al estar escrito por profesionales sanitarios ofrece información muy valiosa.

Cuando hablamos de las medidas de higiene del sueño, debemos enfocarnos en qué es lo que posiblemente nos esté afectando. Ya que, aunque no lo creamos, muchas situaciones de nuestra vida son las causantes de nuestra falta de sueño o de los sueños de mala calidad, ya que al despertar nos sentimos incluso mucho más cansados

Algunos factores que pueden alterar nuestro hábito de dormir son los problemas amorosos, el estrés, la presión laboral, los problemas familiares, la ingesta excesiva de café, entre otros. Y, aunque controlar todos estos factores no siempre es fácil, existen una serie de medidas que podemos adoptar para proteger nuestro sueño y, por supuesto, para cuidar nuestra salud. 

Ya tenemos muy claro que cuando hablamos de higiene del sueño nos referimos a las prácticas que son necesarias para conciliar correctamente el sueño. Dentro de estas medidas destacan: 

Un lugar adecuado para dormir

Cuando te decimos que es necesario tener un lugar adecuado para dormir, nos referimos a que el sitio que destines para pasar la noche y descansar, debe ser cómodo y libre de interrupciones. Para lograr que tu descanso sea productivo, debes contar con un colchón y una almohada cómodos, que sean adecuados para tu estado de salud.

La luz de la habitación debe ser lo más baja posible, no debe haber ruidos, y la temperatura de la misma debe ser confortable. 

Ritual de antes de dormir

Cuando hablamos de un ritual, nos referimos a pequeñas acciones o actividades que puedes realizar antes de dormir y que te ayudarán a conciliar mucho más rápido el sueño. Por ejemplo, te puedes dar un baño de agua tibia, tomarte una infusión relajante, escuchar un poco de música, usar aceites o esencias con un aroma delicado y relajante, entre muchas otras cosas con las que sientas que consigues relajar tu cuerpo. 

Comer balanceado

Sin duda alguna, la alimentación es uno de los aspectos que influyen con mayor incidencia en nuestro desarrollo diario. Ya que de ella depende directamente el buen funcionamiento de nuestro organismo. Incluso influye en nuestro sueño. 

Por lo que es importante llevar una alimentación adecuada, respetar el horario de las comidas y evitar a toda costa las cenas pesadas o ir a dormir con hambre. 

Evitar el consumo de café después de media tarde

Por lo general, dentro de nuestra sociedad, el consumo de café es muy común, sin importar la hora. Pero todos sabemos que este contiene cafeína y que esta es la encargada de estimular nuestro cerebro. Por tanto, al consumirla, nos mantenemos activos, interviniendo esto directamente con nuestro hábito del sueño

Ejercicio diario

Hacer ejercicio no solo nos ayudará a conservar nuestra figura, sino que nos ayudará a estar saludables, además de que tiene efectos muy buenos a la hora de dormir. Por ello, los expertos recomiendan que el ejercicio se efectúe a primera hora de la mañana, ya que si se realiza cerca de la hora de dormir es probable que nos provoque alteraciones del sueño.

Consumo de alcohol 

Cuando consumimos bebidas que contienen alcohol alteramos nuestro hábito del sueño. Logramos conciliar el sueño mucho más rápido. Sin embargo, tus fases posteriores del sueño, se verán alteradas, porque dormirás más de lo adecuado o incluso te levantarás mucho antes de lo indicado. 

Establecer un horario 

Los expertos recomiendan tener un horario para dormir y levantarse. Es decir, debemos tratar de dormir y de levantarnos siempre a la misma hora, ya que esto le permitirá a tu cuerpo programarse para el descanso, al mejorar tu reloj interno. 

Siguiendo estas medidas, y alejándote del estrés, lograrás tener un sueño de calidad, y por supuesto, mejorarás considerablemente tu salud.