junio 20, 2024
Impotencia sexual y COVID-19

Impotencia sexual y COVID-19 ¿Están relacionadas?

La crisis sanitaria ha aumentado a un ritmo notable los índices de disfunción eréctil. Tan solo en España, el urólogo Bartolomé Llorét revelo que ha causa del confinamiento había un “incremento significativo de las consultas sobre trastornos de erección” y añade que dichos cambios sexuales los “están padeciendo varones que nunca antes los habían sufrido”. 

Está claro que aunque muchos hombres, aunque no estén contagiados del coronavirus, la situación originada por la pandemia afecta su vida en pareja. Y es que el deseo sexual en los seres humanos es un asunto complejo, ya que Se ha de estar saludable, no solo en fisiológicamente, sino también a nivel mental. 

En este sentido, se ha demostrado que hay ciertos factores físicos que están relacionados con tal padecimiento. Por ejemplo:

  • Enfermedades y mala alimentación: Pasamos más tiempo frente a la televisión, consumiendo comidas altas en grasas y sin ejercitarnos. A este respecto el urólogo Francisco Osorio comenta que la impotencia sexual «se relaciona con la diabetes, la hipertensión o alteraciones en el colesterol». Los depósitos de colesterol bloquean gradualmente las arterias, afectando la irrigación sanguínea y por consecuencia la erección.
  • Adicciones: fumar, ingerir bebidas alcohólicas o consumir drogas se ha convertido para muchos en vías de escape ante la situación que les rodea. Al final, esto termina perjudicando su estado anímico. 
  • Medicamentos: Según la organización Diabetes UK, los hombres que padecen diabetes «pueden experimentar disfunción sexual por un medicamento que estén tomando». Lo mismo sucede con la ingesta de medicinas para tratar la hipertensión y la depresión.

El ámbito psicológico en la disfunción eréctil

Pocos hombres están libres de las cargas psicológicas y emocionales que ha desencadenado la pandemia. La frustración, estrés y demás sentimientos negativos están íntimamente ligadas a la impotencia. Dormir poco y la falta de autoestima tampoco se quedan atrás.

De hecho, el urólogo Francisco Osorio indica que «estar encerrados, tener incertidumbre desde el punto de vista de salud, laboral y económico, todas esas cosas van impactando». Si se ha perdido el trabajo o se sospecha que pudiera perderse son otras razones para sentir temor.

Eso sin contar la falta de autoestima que de por sí se presenta al no poder complacer a su pareja. Tales factores apagan el deseo de cualquiera y es allí donde la disfunción eréctil ataca.

Sexólogos afirman que los pequeños cambios en la rutina pueden ayudar. Incluir alguna actividad que relaje y mejore el ánimo es fundamental. Hasta se puede probar con medicamentos fáciles de encontrar en las farmacias masculinas como el Edpilula Sildenafilo.

Así las cosas, profesionales de MAYO CLINIC en Estados Unidos indican que “no hay que dar por sentado que se tiene un problema a largo plazo”, con lo que se abre un halo de esperanza, aunque para avanzar en la solución, primero hay que comprender cuál es la raíz del problema y tratarlo cuanto antes y de la mejor manera. 

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas