junio 21, 2024
Hamsters la cura del alzhéimer

Hamsters: investigaciones revelan que pueden ser cruciales en la cura del alzhéimer

Los hamsters son pequeños roedores que se han ganado un hueco como animales de compañía. Divertidos y monos, estos animales son el regalo perfecto para esos niños (y no tan niños) que llevan años deseando tener una mascota en el hogar. Sin embargo, hay muchos factores que se desconocer alrededor de estos mamíferos y uno de estos podría llegar a cambiarlo todo, como la lucha contra una de las peores enfermedades de la sociedad: el alzhéimer. Por esta razón, los hámsters se han posicionado como uno de los animales que más peso tienen en la sociedad y hemos de dedicarles la atención que merecen.

La hibernación en los hamsters

El hámster sirio se ha posicionado como una de las razas favoritas a la hora de escoger estas mascotas. Con un tamaño de hasta 18 centímetros de longitud, puede ser la compañía ideal para esos hogares que no pueden acoger a otro tipo de animales como los perros. Existen de muchos tipos y, por lo tanto, colores y estilos. Son adorables y viven entre los dos y tres años.

No obstante, hay un punto en su existencia que está empezando a tomar relevancia entre la comunidad científica. Los hamsters pueden hibernar durante unos pocos días cuando llega el invierno, reduciendo así la actividad cerebral y ofreciendo nuevos datos que pueden llegar a ser reveladores en lo que a tratamientos del alzhéimer se refiere.

Mientras dichos animales se encuentran en este período, se desarrollan toda una serie de cambios metabólicos y estructurales dentro del cerebro, con el objetivo de sobrevivir a las bajas temperaturas. Durante todo esto, se produce la fosforilación de una proteína denominada tau, también presente en las estructuras de los pacientes de alzhéimer.

Así pues, ciertos investigadores se han planteado la posibilidad de imitar el comportamiento de dicha proteína en los días de hibernación de los roedores, planteando así la posibilidad de eliminar el tau del cerebro de la misma manera que lo hacen los hamsters cuando despiertan.

Por el momento, todo se encuentra en fase experimental, pero estos podrían ser los primeros pasos hacia la cura de una enfermedad que tanto daño hace cada año en la población mundial. Lo que sí es seguro es que estos animales se han posicionado como el referente más evidente a la hora de investigar, por lo que podemos afirmar que ya son algo más que animales de compañía y debemos tener muy en cuenta qué nos deparará su futuro.

Eso sí, por mucho que estas investigaciones estén empezando a dar su fruto, debemos cuidar ahora más que nunca a los hamsters. Puede que el cuidado de nuestras mascotas sea algo básico en sí mismo; sin embargo, este puede ser el incentivo perfecto para prestarles la atención que requieren y tratarlos con el cariño que tanto merecen.

Consejos para el cuidado de los hamsters

El primer punto para considerar para el correcto cuidado de estos animales es la tipología del hámster del que estamos hablando. Puede que todos sean muy similares, pero debemos identificar qué raza tenemos y cuál será la mejor manera de protegerlo. El hámster ruso, por ejemplo, requiere una jaula de un tamaño específico (70x30x30) dado su pequeño tamaño.

Son animales muy dados al contacto con humanos, por lo que se pueden convertir en nuestro mejor amigo dado el cariño que nos dan. Juguetones, con un ritmo de vida frenético y con ganas de descubrir el mundo que les ofrecemos, estas mascotas son una garantía de diversión.

A su vez, sin importar el tipo de hámster ya, debemos preparar un recinto en el que vivirá que le resulte cómodo y sano. La típica rueda no puede faltar, algo que no solo le entretendrá, sino que además será una gran forma de hacer ejercicio. Esta se puede complementar a la perfección con toda clase de rampas y túneles que no dejará de recorrer con gran entusiasmo.

Darle cosas para roer y dejarle salir de la jaula serán dos formas perfectas de ayudar al animal a no perder su naturaleza. Porque, por mucho que sean animales de compañía, requieren de ciertas libertades a la hora de vivir su vida lo más plenamente posible.

Se suelen alimentar a base de una dieta rica en proteínas. Esto es algo que las tiendas de animales conocen y ponen a disposición de los clientes toda una serie de productos especiales para que el hámster crezca sano y feliz. Porque comer es la base de su desarrollo y es algo que corre por nuestra cuenta cuidar.

Estos animales pueden llegar a convertirse en nuestros salvadores. Los mejores centros de investigación ya están contemplando la posibilidad de encontrar una cura para el alzhéimer. Como recompensa, lo mínimo que podemos hacer es tratarlos como reyes mientras los acojamos en nuestro hogar.

¿Cuándo se verán los primeros resultados?

Es necesario matizar que actualmente todo se encuentra en fase de investigación. No hay garantías plenas de que los resultados vayan a llegar pronto, tampoco que sea algo seguro. No obstante, los mejores profesionales ya están manos a la obra y están probando diferentes metodologías para lograr acabar con esta lacra social. Todo siempre desde el pleno respeto al animal, garantizando unos derechos mínimos que cubran sus necesidades como servicio a la población.

Está investigación viene de la mano de Coral Barbas, directora del Centro de Metabolómica y Bioanálisis de la Universidad CEU San Pablo, en plena colaboración con las investigadoras Antonia García y Carolina González-Riaño. Personas que ya se han ganado el reconocimiento del sector por haber dado estos complicados primeros pasos. Un reconocimiento merecido y que, en caso de probarse finalmente lo que ahora mismo todavía es una teoría, podría traducirse en toda una serie de premios y galardones que marquen un antes y un después en la historia de la humanidad.Los pacientes que sufren esta enfermedad ven cómo sus vidas y las de las personas a su alrededor cambian drásticamente. Por esta razón, muchos de los esfuerzos de las investigacionesmédicas giran en torno a ponerle fin. Estamos más cerca que nunca y podría llegar el momento en el que el alzhéimer forme parte de nuestro pasado.

Compartir
Dejar un comentario

1 Comentario

Noticias Médicas