La fibromialgia es una enfermedad crónica que afecta a millones de personas en los Estados Unidos. Sin embargo, los autores de un nuevo estudio advierten ahora que un número significativo de personas que han recibido un diagnóstico podrían, en realidad, no tener esta afección.
médico hablando con una paciente mujer
Un nuevo estudio indica que puede haber muchos diagnósticos incorrectos y fallidos de fibromialgia.
Las personas con fibromialgia experimentan dolor en todo el cuerpo, así como fatiga, dolores de cabeza y mayor sensibilidad a los estímulos dolorosos.

Otros síntomas pueden incluir depresión y ansiedad, sueño deficiente y problemas con la memoria o el pensamiento.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la fibromialgia afecta aproximadamente a 4 millones de adultos en los EE. UU., lo que equivale a cerca del 2 por ciento de la población adulta.

Para diagnosticar esta afección, es probable que el médico pregunte acerca de la historia clínica de una persona. También pueden realizar un examen físico y solicitar radiografías y análisis de sangre.

Aunque la fibromialgia es prevalente, una nueva investigación ha encontrado que los médicos han diagnosticado erróneamente que muchas personas tienen esta afección. El Dr. Frederick Wolfe del Banco Nacional de Datos de Enfermedades Reumáticas en Wichita, KS dirigió el estudio.

Los hallazgos, que aparecieron hoy en la revista Arthritis Care & Research, indican que usar los criterios de los libros de texto para diagnosticar a alguien puede llevar a un pronóstico diferente que usar la evaluación en persona de un médico.

Muchos diagnósticos incorrectos o fallidos
En este estudio, los investigadores trabajaron con 497 personas que asistían a una clínica reumatológica. Todos estos individuos llenaron un cuestionario de evaluación de salud y un cuestionario que el Colegio Americano de Reumatología usa para evaluar a una persona por síntomas de fibromialgia.

Los participantes también recibieron consultas y diagnósticos de médicos reumatólogos.

Al evaluar los resultados de estas evaluaciones, los investigadores encontraron que apenas 121 (o 24.3 por ciento) de los 497 participantes iniciales recibieron un diagnóstico de fibromialgia de un clínico reumatólogo.