junio 13, 2024

El vino tinto con moderación puede proteger la salud intestinal

Muchos estudios científicos han investigado los supuestos beneficios del consumo de vino tinto.

Desde la noción popular de que un poco de vino tinto es bueno para el corazón, hasta la teoría menos conocida de que los compuestos del vino tinto pueden beneficiar la depresión o la salud bucal, beber vino tinto con moderación parece tener mucho potencial terapéutico oculto.

Una nueva investigación añade a la lista de posibles beneficios para la salud del vino tinto. Un estudio observacional, cuya primera autora es Caroline Le Roy del King’s College London en el Reino Unido, examinó la salud intestinal de los bebedores de vino tinto y la comparó con la de las personas que bebían otros tipos de alcohol.

Los investigadores encontraron una mayor diversidad de especies bacterianas en las vísceras de los bebedores de vino tinto en comparación con los que no bebían vino tinto. Una mayor diversidad bacteriana es un indicador de la salud intestinal.

Le Roy y sus colegas publicaron sus hallazgos en la revista Gastroenterology.

Los polifenoles pueden beneficiar la salud intestinal
Los científicos examinaron los datos de 916 gemelas y compararon los efectos de la cerveza, la sidra, el vino tinto, el vino blanco y los licores en las microbiotas intestinales de los participantes y en la salud general.

El equipo tomó en cuenta los factores de confusión potenciales, como la edad, el peso, la dieta y el estatus socioeconómico. Después de considerar todos estos factores, los investigadores todavía vieron una asociación entre la diversidad bacteriana y el consumo de vino tinto.

Los bebedores de vino tinto tenían un mayor número de bacterias diferentes en sus intestinos, índices más bajos de obesidad y niveles más bajos de colesterol que los no bebedores de vino tinto. Los investigadores confirmaron estos hallazgos en tres cohortes diferentes basadas en el Reino Unido, los Países Bajos y los Estados Unidos.

«Aunque hace tiempo que conocemos los beneficios inexplicables del vino tinto para la salud del corazón», informa el primer autor de la investigación, «este estudio muestra que el consumo moderado de vino tinto está asociado con una mayor diversidad y una microbiota intestinal más saludable que explica en parte sus efectos beneficiosos, largamente debatidos».

El profesor Tim Spector, del King’s College London, también comenta la importancia de los hallazgos, sugiriendo que los polifenoles podrían ser responsables de los beneficios del vino tinto.

«Este es uno de los estudios más grandes que se han realizado para explorar los efectos del vino tinto en las tripas de casi 3.000 personas en tres países diferentes y proporciona información de que los altos niveles de polifenoles en la piel de la uva podrían ser responsables de muchos de los controvertidos beneficios para la salud cuando se usan con moderación».

Los polifenoles son sustancias químicas naturales que se encuentran en las plantas. Los flavonoides y los ácidos fenólicos son tipos de polifenoles.

Las frutas y verduras son naturalmente muy ricas en polifenoles, que a su vez están llenos de antioxidantes que combaten el daño celular. Los polifenoles pueden «alimentar» a los microorganismos benéficos que viven en nuestras tripas.

Estudios anteriores han sugerido que los polifenoles pueden ayudar a proteger contra una variedad de afecciones cardiometabólicas, como la obesidad, la diabetes tipo 2 o las enfermedades cardíacas.

La moderación es la clave
Sin embargo, los investigadores advirtieron que el suyo era un estudio observacional. Esto significa que los autores no pueden confirmar que sea el vino tinto el causante de este efecto beneficioso sobre la microbiota. También señalan que la moderación es la clave.

«Aunque observamos una asociación entre el consumo de vino tinto y la diversidad de la microbiota intestinal, beber vino tinto raramente, como una vez cada dos semanas, parece ser suficiente para observar un efecto», dice el profesor Spector.

«Si usted debe elegir una bebida alcohólica hoy en día, el vino tinto es el que debe elegir, ya que parece ejercer potencialmente un efecto beneficioso sobre usted y sus microbios intestinales, lo que a su vez también puede ayudar a controlar el peso y el riesgo de enfermedades cardíacas. Sin embargo, se recomienda consumir alcohol con moderación».

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas