junio 21, 2024
fisioterapia

El papel de la fisioterapia en la prevención de lesiones

La fisioterapia es una técnica que además de tener un carácter curativo, es preventiva, ayudando a evitar el padecimiento de lesiones, por lo que se puede afirmar que su funcionamiento es tanto pasivo como activo simultáneamente. 

La Fisioterapia y su papel preventivo

La Fisioterapia desde hace mucho evolucionó de ser una disciplina médica que auxiliaba en la rehabilitación, para convertirse en una actividad cargada de técnicas y procedimientos preventivas, por lo que su carácter curativo fue complementado, procurando que esta ayude a evitar la aparición de lesiones y optimizar el rendimiento físico de las personas. 

Los centros se especializan en ella, por lo que es común ver en estos, tal como ocurre en el centro fisioterapia en Pamplona que se realicen actividades dirigidas a la prevención de lesiones, tanto articulares como musculares.

Beneficios de la fisioterapia como técnica preventiva

  • Alerta síntomas de enfermedades para su curación temprana y evita que reincidan y afecten el funcionamiento físico del organismo.
  • Capacita a las personas para manejar de mejor forma su fuerza física y evitar esfuerzos, sobrecargas o lesiones en articulaciones y músculos, aumentando su conciencia y coordinación muscular, articular y esquelética.
  • Disminuye los periodos necesarios de recuperación corporal después de ejercitarse.
  • Elimina las sustancias resultantes de la contracción muscular, facilitando así la recuperación neuropsicología y física de manera sincronizada, así como los procesos bioeléctricos que producen tensión e hipertonía muscular.
  • Impulsa al desarrollo de hábitos y prácticas saludables que involucren la actividad física, pausas activas y la higiene postural, en el hogar, el trabajo o centros de formación académica de distintos niveles, ya que es en estos donde se permanece gran parte del tiempo.

5 objetivos preventivos de la fisioterapia

  1. Iniciar su labor efectiva antes de que aparezcan lesiones y sus síntomas, evitando daños a los pacientes.
  2. Dar tratamiento oportuno y eficaz a los pacientes para prevenir que lesiones existentes se agraven o su sanación se interrumpa.
  3. Mejorar la condición y postura física de las personas.
  4. Estimular la óptima condición física con ejercicios preventivos que eviten las lesiones músculo-esqueléticas y articulares.
  5. Aumentar la conciencia corporal para evitar las malas posturas, minimizar el riesgo de lesiones y sobrecargas musculares.

6 Técnicas y ejercicios de fisioterapia preventiva

  1. Actividades de estiramiento dinámico, con ejercicios de elasticidad de distintos órdenes estáticos, dinámicos, y de contracción-relajación.
  2. Ejercicios de movilidad, ejercitando las articulaciones y su elasticidad, que las lleven a mantenerse en tono.
  3. Masajes, aplicando presión con distintas intensidades directamente en la musculatura y articulaciones a fin de descongestionarla y relajarla para evitar que se atrofie o se fatigue en esfuerzos físicos, aun cuando sean mínimos. Pueden ser masajes hipertónico o de descarga.
  4. Ejercicios y estiramientos de Recuperación, dirigidos a usar y transformar las reservas de energía acumuladas., llevando al enfriamiento y desecho de sustancias producidas por el metabolismo muscular que controlan la hipertonía de los músculos. También tienen un fin regenerativo.
  5. Termoterapia, alternando o usando por separado terapias de frío y/o calor para ayudar a la recuperación muscular y articular.
  6. Electroterapia, buscando a través de impulsos de corriente eléctrica calibrada y controlada generar un efecto antiinflamatorio y analgésico, y a su vez vasomotor. Puede ser de frecuencia baja, media o alta según cada caso.

La prevención es realmente importante para la buena salud. Para hacer que el riesgo de padecer una lesión o enfermedad sea menor, recibe ayuda de la Fisioterapia, para mantener tu bienestar integral. 

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas