junio 23, 2024
cáncer digestivo

El cáncer digestivo y todo lo que necesitas saber

Nuestro sistema digestivo y el estómago como punto central del mismo se encuentra ubicado en la sección superior del abdomen. Claro, forma parte del aparato digestivo y está encargado de procesar los nutrientes como minerales, vitaminas, grasas, carbohidratos, agua y proteínas de cada alimento y ayuda a eliminar los materiales de desecho del organismo.

En sí, el sistema digestivo entra en acción desde que los alimentos ingresan a través de la garganta y se dirige hacia el estómago por medio del tubo muscular y hueco conocido como esófago. Luego de que esta sale del estómago, los alimentos van parcialmente digeridos hacia el intestino delgado, para después pasar por el intestino grueso.

Así es que se puede explicar el hecho de que, al verse afectado cualquiera de estos puntos por células cancerígenas, ya se trate la afección como cancer digestivo.

¿Cómo surge el cáncer digestivo? 

Hablando en términos generales, las paredes del estómago se encuentran compuestas por un total de cinco capas de tejido. Desde la capa más interna hacia la más externa, estas tienen por nombres:

  • Capa mucosa.
  • Capa submucosa.
  • Capa musculosa.
  • Capa subserosa o tejido conjuntivo.
  • Capa serosa.

El cáncer digestivo enfocado en el cáncer de estómago da inicio, generalmente, en la capa mucosa y, mientras se va desarrollando, se esparce hacia las otras capas del estómago.

Sin embargo, otra forma en la que se pueden presentar es como los tumores de estroma, mismos que surgen en la capa subserosa, la cual sostiene el estómago y se trata muy distinto en comparación a su origen en la capa mucosa.

¿Qué factores promueven el cáncer digestivo? 

Cualquier aspecto que pueda aumentar la probabilidad de presentar esta enfermedad se le puede denominar como “factor de riesgo”. La existencia de un “factor de riesgo” no quiere decir que un individuo va a enfermarse a ciencia cierta de cáncer digestivo. Sin embargo, la ausencia de los mismos tampoco quiere decir que jamás va a padecer de cáncer digestivo.

Algunos de los principales “factores de riesgo” de cáncer digestivo son los que te presentaremos a continuación:

  • Infecciones por H. pylori en el estómago.
  • Anemia perniciosa.
  • Gastritis crónica.
  • Infecciones por virus Epstein-Barr.
  • Metaplasia intestinal.
  • Pólipos en el estómago.
  • Síndromes familiares.
  • Dieta basada en comida salada y ahumada, con muy pocas frutas y vegetales.
  • Sexo masculino y edades avanzadas.
  • Consumo de cigarrillos.
  • Consumo frecuente de alimentos no preparados o almacenados de manera frecuente.

¿Cuáles son los principales síntomas del cáncer digestivo? 

Algunos de los síntomas más comunes son el dolor estomacal, la indigestión y malestares, pero hay muchos otros que dependen mucho de la etapa en que se encuentre. En las etapas más tempranas de este tipo de cáncer es muy probable que se presenten los siguientes síntomas:

  • Acidez en el estómago.
  • Pérdida del apetito.
  • Náuseas leves.
  • Sensación frecuente de hinchazón luego de comer.

Ahora, en las etapas más avanzadas del cáncer digestivo es posible mencionar algunos de los síntomas siguientes:

  • Dolencias frecuentes en la zona abdominal.
  • Sangre en la materia fecal.
  • Vómitos frecuentes.
  • Dificultades para tragar los alimentos.
  • Pérdida de peso sin algún motivo conocido.
  • Ascitis o acumulación de líquidos en el abdomen.
  • Ictericia o un color amarillento en la piel y los ojos.

¿Cómo se puede tratar el cáncer digestivo?

Existen diferentes tipos de tratamientos para aquellos pacientes que sufren cáncer de estómago, donde los principales y más estandarizados son siete:

  • Radioterapia.
  • Terapias dirigidas.
  • Quimioterapia.
  • Cirugías.
  • Resecciones endoscópicas de mucosa.
  • Inmunoterapia.
  • Quimiorradiación.

Sin embargo, en cada uno de estos tratamientos es importante considerar algunos de los siguientes factores:

  • Se requieren pruebas de seguimiento.
  • Aún se siguen probando tipos de tratamientos innovadores en cuanto a ensayos clínicos.
  • Muchos pacientes llegan a considerar la participación en ensayos clínicos.
  • En ocasiones estos tratamientos pueden llegar a ocasionar efectos secundarios.
  • Los pacientes pueden llegar a ingresar a los ensayos clínicos antes, durante y luego de dar inicio a su tratamiento para el cáncer.

 

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas