junio 24, 2024
café paladar

El café es el elixir que llena los sentidos gracias a su tueste

El café es una bebida consumida a diario mundialmente, muchas personas no se limitan a una taza, y degustan su exquisito sabor a distintas horas y en presentaciones muy diversas como las que brinda cafealpaladar, para quienes buscan disfrutar del buen café

El café tiene según su origen, sabores más o menos marcados que determina su calidad con tonos distintivos que encantan los paladares y despiertan los sentidos, dando nacimiento a un abanico amplio de opciones que lo separa en marcas y modos distintos de preparación.

Un buen café siempre se reconoce y los sentidos saben identificarlo

Un buen café va más allá del sabor y de cómo prepararlo, hay características que dejan saber cuándo un café es de calidad, conocerlas brinda la oportunidad a sus consumidores de disfrutar de preparaciones con cualidades y propiedades que satisfacen altos estándares.

Las características que permiten reconocer un buen café son varias, las más destacadas son las siguientes:

Tueste

Hay sabores que el grano de café se guarda, y solo los libera al ser tostado, haciendo que este proceso influya altamente en su calidad, el color que adquiera el grano luego de pasar por este proceso, determinará su sabor y su olor al ser preparado.

Si se busca destacar los aromas y sabores florales, frutales o herbales del café, su tueste debe ser claro, siendo mayor su nivel de cafeína, si lo que se quiere es un sabor más intenso y agridulce, con olor a caramelo, nuez o chocolate, el tueste debe ser medio. Quienes buscan de un café fuerte, con sabor amargo, el tueste oscuro se lo dará.

Sabor

Lo más distintivo del café es su sabor, el sentido del gusto es el principal encargado de la cata de un buen café de alta calidad, se debe percibir el café en un balance perfecto de amargor y acidez, sin que uno llegue a ser más pronunciado que el otro.

Un café de buena calidad debe tener un toque dulce natural, y aunque esta no sea una cualidad que deba resaltar, el dulzor debe estar presente, permitiendo tomarlo sin que el amargor o acidez opaquen su exquisitez.

El buen café queda marcado en el paladar, aun cuando ha pasado un rato de haberlo consumido en cualquiera que sea su presentación.

El color

La vista identifica el buen café, su color debe ser parejo, mientras mayor sea su brillo y grasa, menos fresco será el este y estará más tostado.

El proceso de tueste ha de ser uniforme, debe hacerse de manera cuidadosa, ya que además del color, este puede modificar su sabor. El grano tras el tueste uniforme tendrá el mismo color, aroma y sabor, el café de mejor calidad tiene un proceso de tueste medio.

Aroma

Si algo distingue al café además de su sabor es el olor que emana, así que el olfato es un fuerte verificador de su condición, el café de alta calidad tiene un aroma penetrante pero equilibrado, sin despedir olores que se asocien con algo que ha sido quemado. 

Un café de buena calidad libera olores de café recién molido, asociado con otros olores hallados en la naturaleza como flores, frutos, cacao, sin embargo cuando se trata de un café de baja calidad su aroma se asocia con elementos naturales como la tierra, la madera, el carbón y la ceniza.

El café es un alimento que se percibe a través de los sentidos, elegir el mejor implica de usarlos para identificarlos y distinguirlos, el aroma y sabor son determinantes para hacerlo con precisión.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas