La depresión durante el embarazo y después del parto (depresión perinatal) es una afección frecuente y potencialmente grave. En un estudio del Journal of Neuroscience Research, los investigadores examinaron subgrupos de mujeres a las que se les dio seguimiento desde el embarazo hasta seis meses después del parto, por ejemplo, comparando a aquellas con depresión sólo después del parto con aquellas que experimentaban depresión durante el embarazo.

Varias características se asociaron con la depresión antes y después del parto, incluyendo fumar antes del embarazo, haber experimentado violencia por parte de la pareja íntima y sufrir de migrañas o síndrome premenstrual. Varias otras características eran únicas de los síntomas depresivos en diferentes momentos antes y después del parto.

«Nos complace que nuestro estudio de este complejo fenómeno aporte más información sobre las posibles vías y patogénesis de los síntomas depresivos en el período perinatal», dijo la autora principal, la Dra. Anna Wikman, de la Universidad de Uppsala, en Suecia. «Los resultados también sugieren la necesidad de asesoramiento individualizado y posiblemente diferentes enfoques de tratamiento para diferentes subgrupos de pacientes; sin embargo, creemos que se necesitan más estudios para profundizar nuestra comprensión de estos temas».