junio 17, 2024
dentistas infantiles

Dentista infantil: especialistas de la salud bucodental de los más pequeños

Dentro de los cuidados dentales de los niños, debe incluirse la visita al dentista. Estos especialistas se encargan de garantizar la correcta salud dental de los niños, con sus cuidados y servicios profesionales. 

Atención dental infantil, una cuestión de profesionales

Mantener la salud bucal de los niños, además del cuidado diario en casa y la sana alimentación, requiere complementarse con la atención profesional que solo los odontopediatras pueden brindar.

La decisión de acudir con los mejores dentistas infantiles en Madrid y recibir de ellos los cuidados y la atención profesional que los más pequeños merecen, suma beneficios a los que hay que darle importancia cuando se busca mantener los dientes sanos. 

La atención temprana de los niños con el dentista infantil, contribuye a formar los hábitos de higiene bucal necesarios para mantener las estructuras dentales y la salud bucal en excelentes condiciones.

Prevenir es cuidar

El cuidado dental infantil debe hacerse desde un enfoque preventivo, procurando mantener las estructuras dentales en condiciones sanas, previniendo las alteraciones y problemas dentales que pudieran emerger, desde el tratamiento preventivo de sus causas.

El cuidado especializado preventivo de los dentistas infantiles, debe formar parte de los hábitos regulares de los más pequeños, convirtiéndose en una actividad normalizada que minimice la ansiedad hacia ella.

La edad ideal

A excepción de algunas emergencias, el cuidado dental profesional debe iniciar a partir de los cuatro años de edad, pero la higiene bucal comienza desde el nacimiento, requiriendo que la cavidad bucal sea aseada a diario, aun cuando se trate de alimentación solo con leche materna.

Limpiar la lengua de los bebés, sus encías, paladar y mejillas internas con agua tibia es la recomendación, y esto debe acentuarse al iniciar la ablactación, eliminando así los restos de alimentos que puedan quedar en la boca.

El cepillado debe comenzar a partir de los 18 meses, y aunque se debe promover la autonomía de los pequeños en él, es importante que los padres le muestren como hacerlo y sea una actividad supervisada para que resulte segura y efectiva.

La primera vista al odontólogo no debe pasar de los 4 años de edad, ya en esta etapa los niños tiene una gran cantidad de piezas dentales y su alimentación es completa, por tanto es importante completar los cuidados dentales en el hogar, con la revisión del estado de las piezas dentales por parte de los dentistas infantiles.

El profesional adecuado es fundamental

Es importante que los niños acudan con un odontólogo infantil, estos profesionales se han especializado en el trato, manejo y revisión de pacientes de corta edad, ofreciendo servicios y tratamientos adaptados a sus requerimientos, con los conocimientos adecuados para ello.

Los dentistas infantiles realizan una revisión completa de las estructuras dentales, viendo su estado y determinando si este es o no saludable, indicando los tratamientos necesarios, si llegasen a ser requeridos.

Asimismo muestran a los pequeños y sus representantes las técnicas correctas de cepillado y enjuague bucal, reforzando los hábitos correctos de la salud dental como la adecuada masticación y la disminución del consumo de algunas bebidas y alimentos.

Si en la vista al dentista infantil se determina que los niños requieren algún tipo de tratamiento de ortodoncia o endodoncia, el dentista evaluará si estos están dentro de sus competencias, o recomendará algún colega que realice el mismo de manera especializada.

4 consejos de dentistas infantiles para cuidar la salud bucodental de los niños

  1. Limpia la lengua, caras internas de las mejillas, paladar y encías desde edades tempranas, usa solo agua tibia en bebés, y en niños mayores de 18 meses el cepillo dental ajustado a su edad con poco dentífrico infantil. Promueve el cepillado diario con una técnica adecuada.
  2. No prolongues el uso del chupón y biberón, evita que este pase de los 24 meses para así no contribuir a la malformación de la estructura dental, limita también que chupen sus dedos como hábito.
  3. Vista al dentista infantil desde los 4 años, hazlo cada 6 meses.
  4. Presta atención a los cambios en las estructuras dentales, forma, ubicación y coloración, actúa desde la prevención.
Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas