Mes tras mes, el cuerpo femenino atraviesa el ciclo menstrual, que muchas veces es incómodo y doloroso. Muchas mujeres se preguntan: ¿existe algo peor que aguantar todo el día las toallas higiénicas o tampones? Sin duda alguna serán días difíciles, pero existen opciones que pueden reducir considerablemente la incomodidad de lidiar con el proceso.

Una de estas alternativas es la copa menstrual, que con su reutilización, estructura y material hipoalergénico, ofrece higiene y bienestar, tanto es así que toda chica quisiera tener una, no sólo por la comodidad sino también por economizar gastos.

¿Qué es la copa menstrual?

Puede que no muchas mujeres hayan escuchado sobre la copa menstrual, pero existe desde hace siglos. Es una alternativa que no sólo direcciona el flujo de sangre a un punto, sino que también es una forma sencilla de evitar infecciones y derrames no deseados, aparte, ayuda con el medioambiente.  

Este producto de higiene femenina se coloca de la siguiente manera:

  1. Con las manos totalmente limpias se procede a doblar como una flor.
  2. Posteriormente se inserta en la vagina de una forma muy lenta y se introduce como un tampón de manera delicada.
  3. Finalmente, se asegura de que quede muy bien ubicada (completamente dentro incluyendo el tallo). Con los dedos se empuja lentamente para verificar.

Ventajas de la copa menstrual

Quizás, éste no sea un producto muy reconocido, pero sin duda, tiene mucho que ofrecer. Suficiente información podrá obtenerse en copamenstrual.xyz, donde se podrán apreciar detalles de interés para las mujeres que buscan comodidad y buena calidad, como las que ofrecen las copas menstruales. He aquí alguna de las ventajas.

  • Seguridad ante infecciones

    Ofrecen un alto nivel de seguridad gracias a su estructura de silicona quirúrgica, un material 100% hipoalergénico, el cual evita irritaciones procedentes de la resequedad que se puede tener internamente en la vagina.

    Mantiene una mejor higiene, suavidad y comodidad, algo que fácilmente puede evitar el ardor, rosetas o infecciones, que probablemente se puedan causar con un tampón o las toallas. A diferencia de estos productos, la copa no libera ningún tipo de sustancia química que pueda crear reacciones alérgicas.

    Al introducir el dispositivo en la vagina, la sangre no podrá fluir al exterior, por lo que el mal olor no se percibirá en ningún momento. Aparte, funciona como un contenedor capaz de disimular el mal olor, a diferencia de la acción absorbente de los demás productos que retienen olores desagradables.

  • Se acopla al cuerpo con total comodidad:

    Todo tiene una forma de uso y ésta no iba a ser menos. Puede que a muchas chicas les parezca un producto complicado e incómodo, pero tras probarlo una o dos veces, acostumbrarse será sencillo. Una vez insertada, se puede llegar a olvidar que se lleva puesta, ya que este artículo se siente bastante cómodo internamente, lo que lleva a pasar mejor estos incómodos días.

Otros beneficios

  • La higiene es superior: los materiales con que se fabrica, permiten mantener buena higiene a pesar de la humedad, movimiento y tiempo que ésta soporte. Las probabilidades de retener bacterias son básicamente nulas, al igual que crear irritaciones en las paredes vaginales o transmitir alguna enfermedad.

  • Adiós a esos incómodos “accidentes”: la probabilidad de que existan “accidentes” se reduce considerablemente al insertar el producto adecuadamente, ya que abarca toda la zona interna vaginal evitando que se escurra la sangre. La ropa manchada será problema del ayer al usar este artículo, que garantiza direccionar el flujo de sangre en un solo punto.

  • Producto barato: pueden durar de 5 a 10 años, según sea el cuidado que se le tenga. Después de cumplir con este largo tiempo, es necesario desecharla, adquirir una nueva para reutilizarla y continuar con el ciclo. Esto significa un gran ahorro de dinero que mensualmente se gastaría en toallas o tampones.

Ayuda al medioambiente

Es un artículo ecológico, ya que puede durar muchos años con el debido uso y cuidado. Esta opción para aquellos días difíciles funciona muy bien en beneficio del medioambiente debido a su largo tiempo de reutilización; los desperdicios tóxicos mensuales sólo son problema de las toallas íntimas y tampones.

Como producto práctico para el medioambiente, éste evita la contaminación, ya que para su proceso de fabricación no es necesario ningún tipo de sustancia química (blanqueadores o dioxinas), al contrario de otros productos que son el motivo principal de la contaminación del agua.