¿Te has graduado en medicina y piensas abrir un centro de salud? Desde el momento en que lo piensas hasta que esto se concreta, son muchísimos los aspectos que deberás tener en cuenta. Contar con personal especializado y con la tecnología necesaria es lo primero, pero hay otros factores que entran en juego a la hora de comenzar este tipo de negocios.

Conocer el mercado

Para tener una buena idea sobre lo que se desea para otorgar los servicios necesarios dentro de tu centro médico, primero debes definir quiénes serán tus pacientes. Para ello deberás hacer una investigación de mercado que tendrá diferentes aspectos.

El primero será ver el lugar donde estará tu centro. Esto te dará una pauta del nivel de vida de la gente que se encuentra en las inmediaciones, pero también tendrás que pensar en las especialidades que tratarás, así como considerar el nivel de edades de las personas a las que podrás atender.

Definir esto te dará una mejor perspectiva sobre el público al que dirigirte, para así comenzar en darte a conocer dentro del negocio de la salud.

Utiliza el marketing como herramienta

Hacerte conocer dentro del plano de la salud será algo que podrás realizar a través del marketing digital. Así como las agencias de marketing tienen un sinfín de especialidades, también existen aquellas que se dedican directamente al sector de la salud.

Encontrar el posicionamiento SEO y SEM para desarrollarte en el marketing salud, así como también diseñar el sitio web del centro médico y alguna app para que la gente conozca servicios, turnos y horarios, será una parte importante dentro de eso que tienes que hacer desde un comienzo, que es darte a conocer.

Encontrarás agencias de marketing con especialización en esta rama, que te ayudarán a realizar un proyecto integral para captar pacientes y fidelizarlos mediante diferentes estrategias.

¿Qué contenido puedo añadir en mi sitio web?

Para atraer personas a tu centro médico debes pensar en todo, incluso en añadir contenidos adicionales en tu sitio web, para que quien acceda no solamente vea las especializaciones y horarios, sino que pueda informarse sobre otros temas.

Podrías pensar en escribir diferentes artículos de salud, entre los cuales puedas añadir alguno sobre remedios saludables y naturales. 

Puedes hablar, por ejemplo, de las frutas y verduras antioxidantes que ayudarán a las personas a sentirse mejor, y otros tipos de alimentos que funcionan como remedios caseros para diferentes afecciones, disfrutando así de una mejor calidad de vida.

Todo esto te servirá a modo de atractivo para las personas que pueden ser tus próximos pacientes.

Trabajar con las aseguradoras del sector

La mayoría de las compañías de seguros suelen tener seguros de salud, y tú deberás trabajar con una o alguna de ellas.

La tarea de escoger la aseguradora de salud con la que llegues a un mejor trato, será cosa tuya. Deberás reunirte con los encargados de cada una de éstas para determinar en qué beneficiará a tu centro médico el hecho de trabajar con alguna de ellas, y con qué tipo de servicios se trabajará en conjunto.

Saber qué especialidades atender

Son tantas las especialidades medicas, que deberás pensar en algunas en particular que sean más afines a ti.

Es muy probable que comiences con determinadas especialidades y equipamiento acorde a éstas, para después ir incorporando nuevas, fomentando así un servicio integral de este centro de salud.

Seguramente utilices como base la especialidad en los estudios que hayas realizado, así como también aquellas a las que se dediquen tus socios, si los piensas tener. 

Éstas son las distintas especialidades para el cuidado de la salud existentes, entre las que podrás optar por atender:

  • Cardiología.
  • Cirugía cardiovascular.
  • Cirugía pediátrica.
  • Cirugía en general.
  • Cirugía plástica.
  • Densitometría ósea.
  • Dermatología clínica.
  • Dermatología estética.
  • Ecografía.
  • Endocrinología.
  • Gastroenterología.
  • Ginecología.
  • Mamografía.
  • Terapia física.
  • Medicina general.
  • Neumología.
  • Neurología.
  • Nutrición.
  • Odontología.
  • Oftalmología.
  • Otorrinolaringología.
  • Pediatría.
  • Radiología.
  • Reumatología.
  • Traumatología.
  • Urología.
  • Laboratorio.

Emprender un centro médico es una actividad que requiere de mucho empeño, así que te deseamos lo mejor para el comienzo.