junio 21, 2024
colchón

Cómo influye el colchón en tu salud y descanso

Está comprobado científicamente que las personas pasamos un tercio de nuestras vidas durmiendo, por tal motivo hacerlo en un buen colchón garantizará el descanso así como nuestra salud física y mental.

Luego de un día agotador es normal desear descansar, una de las cosas que hacemos al llegar a casa es recostarnos en el sillón o en el sofá, pero en esa posición el cuerpo no alcanzará el descanso que necesita. Para descansar a plenitud el cuerpo necesita relajarse sobre un colchón.

Pero acostarnos sobre cualquier superficie no nos garantizará el descanso, un colchón deformado o muy viejo puede ocasionarnos dolores de espalda y cuello. Para evitarlo es recomendable el uso de un colchón óptimo, que se ajuste a nuestras características físicas, de manera que pueda brindarnos comodidad y bienestar.

Aunque parezca determinante, el valor del colchón no está directamente relacionado con su calidad, ingresando a descansin.com podemos encontrar colchones de alta calidad a un bajo precio, ya que elimina los intermediarios, lo que le permite reducir el costo sin renunciar a la calidad, además de ahorrarnos algo de dinero.

Es fundamental no reparar en el descanso, ya que no hacerlo tiene efectos directos sobre nuestra salud. El estrés, insomnio y dolores lumbares son solo algunas de las consecuencias de no tener un sueño reparador. 

Efectos del descanso en la salud 

No descansar de la manera correcta puede acarrearnos problemas físicos y mentales los cuales si no corregimos a corto plazo con el tiempo pueden ser irremediables. Cuando no dormimos lo suficiente nuestro cuerpo sufre los siguientes efectos:

  • Pérdida de concentración: no descansar lo suficiente influye en nuestras funciones cognitivas. La memoria y la capacidad para concentrarnos en algunas tareas desmejora, perjudicando nuestro rendimiento académico o en el trabajo.
  • Estado de ánimo: cuando dormimos poco o no descansamos estamos más propensos a sufrir de ansiedad, depresión, irritabilidad, disminución del autoestima y debilidad emocional.
  • Insomnio: este trastorno es en la mayoría de los casos consecuencia de una mala rutina de descanso. Dormir poco causa efectos extenuantes a nivel físico y mental que afectan nuestra calidad de vida.
  • Problemas de la cervical y articulaciones: no elegir un colchón bueno para dormir, además de limitar nuestro sueño y descanso, es contraproducente para personas que tienen patologías circulatorias.
  • Enfermedades cardiovasculares y obesidad. El dormir poco también aumenta el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y aumentar considerablemente de peso, ya que el metabolismo se ralentiza por no contar con la suficiente energía para cumplir sus funciones básicas.

Las alergias pueden perturban tu descanso

El aumento de la contaminación del aire así como los cambios bruscos del clima son algunos de los causales de las enfermedades alérgicas, siendo las alergias al polvo y a los ácaros las más comunes, pues han crecido considerablemente en los últimos tiempos, sobre todo en zonas húmedas y costeras.

Los ácaros son arácnidos que habitan en ambientes húmedos y oscuros. Suelen alojarse en colchones, almohadas y sábanas. Y aunque es permitido decir que son ellos los que producen alergia, son sus partículas fecales las que ocasionan los síntomas alérgicos, incluso tras su muerte. 

De ahí la importancia de limpiar el polvo de la casa con frecuencia, así como cambiar y lavar con frecuencia la ropa de cama. Sin embargo existen opciones más prácticas y avanzadas para combatirlos como el colchón antiácaros especialmente diseñado para las personas alérgicas.

Estos colchones reúnen una serie de condiciones para garantizar nuestra salud y el descanso, como tejidos con propiedades antibacterianas y antialérgicas, los cuales evitan la acumulación de ácaros, el moho y bacterias.

Y si deseamos una protección reforzada, podemos utilizar almohadas y fundas anti ácaros, de esta manera el riesgo de que estos microorganismos ingresen a nuestro sistema respiratorio será mucho menor, evitando crisis alérgicas que puedan interferir con nuestro descanso. 

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas