junio 23, 2024
vapeo para dejar de fumar

¿Cómo dejar de fumar vapeando?

Son muchas las personas fumadoras que a día de hoy se hacen esta gran pregunta: “¿realmente es posible dejar de fumar vapeando?”, “¿Los cigarrillos electrónicos son una verdadera alternativa ante el tabaco?” A todas estas… ¿Vapear puede ser la solución para dejar de fumar?

Si te interesa conocer la respuesta ante estas interrogantes, tan solo necesitas dar clic acá, pero antes, disfrutar de toda la información interesante que tenemos para ti en estas líneas. Vamos a ello.

 ¿Es posible dejar de fumar vapeando? 

Como seguramente ya sabrás, los cigarrillos electrónicos generan vapor en vez de humo, algo que ya de por sí es un excelente punto a su favor. Para esto, cuenta en su interior con un tanque lleno de líquido, una resistencia que lo calienta, y una batería que será su fuente de energía principal. Además de esto, también cuenta con botones, una placa y una pantalla LED, en caso de que este no sea mecánico.

Sin embargo, en esta estructura, lo que más importa es el líquido, pues este va a ser el responsable del vapor y del golpe de garganta que es similar al que produce la sensación clásica de fumar. Sus principales componentes vienen a ser el vegetal, el propilenglicol y la glicerina. En ocasiones también se puede observar nicotina, aunque la misma es posible graduarse según el gusto para saciar aquellas ansias de fumar, así como ocurre con la gran cantidad de sabores y aromas que se encuentran disponibles en el mercado.

Los componentes de los líquidos para vapear 

La VG o glicerina vegetal es uno de los elementos más saludables que presenta el e-líquido, pues no genera ningún tipo de problema a la salud. Aunque al estirarla no se siente lo mismo que cuando se fuma un cigarrillo común. Es decir que los líquidos VG al 100% no son completamente prácticos al momento de vapear para dejar de fumar de manera definitiva.

Por otra parte, encontramos el PG o propilenglicol, uno de los responsables principales de los golpes de garganta que tanto fascinan a los fumadores. Al llegar a ofrecer una experiencia mucho más similar al tabaco, este sí que puede ayudar a las personas a dejar de fumar vapeando. No obstante, genera ciertos daños a la salud, aunque un 98% menos que el cigarrillo común y a muy largo plazo. En este punto lo más recomendado por los especialistas es que los líquidos no lleguen a sobrepasar un 50% de PG en su composición.

Por último, encontramos a la nicotina, una sustancia que probablemente sea la que pueda determinar el éxito o el fracaso al momento de vapear para dejar de fumar. Si iniciamos con líquidos que no contengan nicotina, va a ser muy complicado adaptarnos y se podría llegar a sufrir de abstinencia y sus síntomas. Lo más recomendable es iniciar con dosis de nicotina que permitan contrarrestar la abstinencia para luego ir bajando tales dosis gradualmente hasta que sea posible prescindir por completo de ella.

Un objetivo complejo, pero que se puede alcanzar

Ya con todo este conocimiento, ¿realmente da resultado vapear para dejar de fumar? Pues la respuesta es un rotundo sí, aunque esto no quiere decir que sea sencillo. Es verdad que si se conserva el hábito de fumar, sintiendo aquel golpe de garganta y sin sufrir aquella abstinencia por parte de la nicotina, es más sencillo dejar de fumar y vapear. Sin embargo, todo va a requerir de algo de esfuerzo, pues vapear no es lo mismo que fumar.

Si lo que se quiere es dejar de fumar vapeando es fundamental escoger un cigarrillo electrónico factible, así como un líquido que permita ayudar positivamente con tal transición. Allí es donde los Pods pasan a simular gratamente aquel golpe de garganta que dan los cigarrillos convencionales. Aunque también se podría optar por adquirir los populares “kits de inicio para vapeadores”, si de verdad se quiere ingresar en el mundo del vaper.

A todo lo que te hemos comentado, es factible iniciar con un líquido con sabor tabaco para que este cambio no resulte tan drástico, para luego probar con otros sabores cuando ya no se eche de menos tirar el cigarrillo clásico.

Vapear para dejar de fumar… ¿Qué opina la ciencia?

Han sido realizados ciertos estudios e investigaciones sobre este tema, y todas las opiniones resultan un poco contradictorias entre ellas. Mientras ciertos profesionales sostienen que vapear puede ayudar a dejar de fumar, una minoría opina todo lo contrario.

Estos últimos han llegado a afirmar que cifras elevadas de fumadores que han buscado la manera de dejar de fumar con vapear, terminar con volver a este hábito. Por lo general esto tiende a presentarse cuando los mismos no han llegado a ser bien asesorados o no han presentado una convicción o fuerza de voluntad que les permita dejar de fumar en realidad.

Afortunadamente, son muchas las universidades de gran relevancia que han efectuado estudios al respecto que han permitido avalar la eficacia que tienen los cigarrillos electrónicos para tal fin.

Un claro ejemplo de esto son las investigaciones realizadas en universidades como la de Oxford en el Reino Unido o la de Auckland en Nueva Zelanda. Las mismas lograron demostrar que los cigarrillos electrónicos con nicotina van a reducir, de forma significativa, los efectos de la abstinencia. De hecho, incluso lograron establecer que la escala de nicotina suministrada al torrente sanguíneo se puede comparar con el de los parches de nicotina.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas