junio 21, 2024

Cáncer colorrectal: Científicos detienen el crecimiento con compuestos de cannabinoides

Los científicos han identificado varios compuestos cannabinoides que podrían tratar potencialmente el cáncer colorrectal.

Un equipo de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Pensilvania en Hershey probó cientos de cannabinoides en varios tipos de células de cáncer colorrectal humano en el laboratorio.

De estos, 10 cannabinoides sintéticos mostraron la capacidad de detener el crecimiento de las células cancerosas. Los conocidos compuestos de cannabis tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidiol (CBD) mostraron una capacidad insignificante para hacer lo mismo.

Los investigadores ven sus hallazgos como un punto de partida para estudios adicionales para entender mejor los efectos anticancerosos que observaron, y para evaluar el potencial de los compuestos para el desarrollo de medicamentos.

Ellos reportan sus resultados en un artículo que aparece en la revista Cannabis and Cannabinoid Research.

«Ahora que hemos identificado los compuestos que creemos que tienen esta actividad», dice el autor principal del estudio, el profesor Kent E. Vrana, presidente del Departamento de Farmacología, «podemos tomar estos compuestos y empezar a tratar de alterarlos para hacerlos más potentes contra las células cancerosas».

«Y luego, eventualmente, podemos explorar el potencial de usar estos compuestos para desarrollar medicamentos para tratar el cáncer», agrega.

Cáncer colorrectal y cannabinoides
Según el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer, el cáncer colorrectal es el «tercer cáncer más común en el mundo».

Este es también el caso en Estados Unidos, donde un programa nacional de vigilancia ha estimado que el cáncer colorrectal representó el 8.1 por ciento de todas las nuevas incidencias de cáncer en 2018.

Durante varias décadas, los índices generales de diagnósticos y muertes por cáncer colorrectal han estado disminuyendo constantemente en los EE. UU. Los expertos atribuyen esto en gran medida a los cambios en los factores de riesgo, a un cribado más generalizado y a mejores tratamientos.

Sin embargo, esta disminución general oculta una tendencia opuesta en que las tasas y muertes por cáncer colorrectal están aumentando entre los menores de 50 años de edad. Las razones de esto siguen siendo poco claras, aunque algunos sugieren que la obesidad, los cambios en la dieta y un aumento en los estilos de vida sedentarios pueden estar involucrados.

Cannabinoides es un término que los científicos usan para referirse a un gran grupo de compuestos que ejercen su efecto a través de los receptores cannabinoides.

Un receptor es una proteína receptora de señales que se asienta sobre o dentro de las células y puede alterar el comportamiento celular cuando se une a una molécula que coincide con su afinidad.

Existen tres categorías principales de cannabinoides. Los fitocannabinoides son aquellos que ocurren naturalmente en la planta de cannabis o marihuana; los endocannabinoides son aquellos que surgen dentro del cuerpo; mientras que los cannabinoides sintéticos son aquellos que los científicos crean en el laboratorio.

La investigación sobre los usos médicos de los cannabinoides ha tendido a centrarse en el tratamiento del dolor y de afecciones como la ansiedad y la depresión.

Sin embargo, más recientemente, los científicos han mostrado un interés creciente en los posibles efectos anticancerosos de los cannabinoides.

Estudio enfocado en cannabinoides sintéticos
Para el estudio reciente, los investigadores decidieron investigar los cannabinoides sintéticos. De una «biblioteca de 370 moléculas», identificaron 10 cannabinoides sintéticos que «inhibían la viabilidad celular» en siete tipos de células cancerosas colorrectales que provenían de tumores humanos.

El Prof. Vrana explica que el cáncer puede surgir en las células de varias maneras diferentes. «Cada una de las siete células que analizamos», dice, «tenía una causa o mutación diferente que llevó al cáncer, aunque todas eran células del colon».

Para examinar la biblioteca de candidatos, él y su equipo primero cultivaron las células cancerosas durante 8 horas y luego las trataron con uno de los compuestos durante otras 48 horas.

Si un compuesto mostraba signos de ser capaz de reducir la viabilidad en un tipo de célula de cáncer colorrectal, los investigadores lo probaron en los otros seis tipos.

Después de más pruebas y análisis, redujeron el número a 10 compuestos.

«Aquí demostramos que 10 compuestos sintéticos son altamente eficaces y moderadamente potentes para reducir la viabilidad de siete líneas celulares[de cáncer colorrectal]», señalan los autores.

Para poder comparar, también realizaron pruebas en los dos conocidos fitocannabinoides THC y CBD. Sin embargo, éstos mostraron una capacidad insignificante para limitar la viabilidad de las células cancerosas colorrectales.

Los 10 compuestos pertenecen a tres clases diferentes de cannabinoides sintéticos. Las clases tienen muchas similitudes, pero también tienen algunas pequeñas diferencias.

El Prof. Vrana dice que hay una necesidad de más investigación para entender mejor cómo funcionan los compuestos, y cómo hacerlos más potentes y efectivos contra el cáncer colorrectal.

«Sabemos cómo funciona uno de ellos», señala el profesor Vrana, «que es inhibiendo la división de las células en general».

«También encontramos que los compuestos más potentes y efectivos no parecen funcionar a través de los receptores tradicionales de la marihuana, aunque aún no estamos seguros del mecanismo exacto».

Prof. Kent E. Vrana

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas