junio 24, 2024
silla de ruedas

5 consejos imprescindibles para adaptar tu casa a una persona con movilidad reducida

En España, según la Base Estatal de datos de personas con valoración del grado de discapacidad hay un total de 4.358.286 afectados por algún tipo de discapacidad, teniendo el 70,6% de ellos reconocida una discapacidad superior al 33%. Por ello, la preocupación acerca de las adaptaciones necesarias en las viviendas para ofrecer garantías a aquellos que tienen algún problema de movilidad es cada vez mayor.

Ser una persona que tiene reconocida una discapacidad que afecta a su movilidad requiere adaptar la vivienda a dicha situación para que el día a día no se transforme en un obstáculo real. Sin embargo, tanto para los familiares o convivientes, como para los propios individuos afectados, no siempre resulta fácil saber cómo comenzar. Se recomienda consultar con especialistas en la materia, ya que cada caso particular es diferente y tendrá unas prioridades determinadas. Sin embargo, al ser una situación que afecta a más de 4 millones de personas, el resumen de consejos especializados que sigue a continuación puede resultar de gran ayuda:

Movilidad reducida: 5 consejos para una transformación funcional de la vivienda

Las obras en la vivienda para adaptarla a una persona con movilidad reducida pueden obtener subvenciones específicas si se cumplen unos determinados requisitos. Además, habrá que tener en cuenta que conviene también invertir en la accesibilidad del edificio y que la actual legislación obliga a la comunidad de vecinos a atender a esas necesidades mediante la instalación de ascensores o sillas salvaescaleras.

  1. Barreras de acceso. Las puertas son uno de los lugares más problemáticos para las personas con movilidad reducida que utilizan sillas de ruedas. Por ello, se debe garantizar un paso mínimo de 80 centímetros al menos en la entrada, baño, pasillo y habitación. Además, en el caso de la puerta de entrada es muy recomendable analizar las tecnologías que facilitan el acceso, como las cerraduras con sensores o huellas.
  2. Ventilación del hogar a través de ventanas y puertas de balcones. Esta cuestión es menos obvia que la anterior, pero se detecta que algunas personas con movilidad reducida tienen problemas para ventilar correctamente sus hogares. De hecho, no poder acceder a los pomos, o hacerlo con dificultad hace que esta tarea se complique. Por eso, en esa transformación funcional de la vivienda se recomienda colocar todos ellos a una altura no superior a 1,40 metros. También es recomendable apostar por la automatización de ventanas, persianas y cortinas para facilitar el confort diario.
  3. Enchufes de la vivienda. Es otra de esas cuestiones que no se suele pensar en un primer momento y que, sin embargo, es imprescindible tanto para las personas que utilizan sillas de ruedas, como para aquellas que tienen algún problema de movilidad. Los mismos se suelen colocar sobre zócalos específicos tras los que se hace toda la instalación, conjugando así funcionalidad y estética.
  4. Almacenamiento funcional. Tanto en el dormitorio como en la cocina, para conseguir una vivienda adaptada a las personas con movilidad reducida se recomienda la instalación de los llamados “armarios de farmacia”. Se trata de compartimentos extraíbles que facilitan la manipulación y el acceso.
  5. La reforma del baño. Adaptar el baño a las necesidades de una persona con movilidad reducida implica colocar el inodoro y el lavamanos a su altura, así como instalar diferentes agarres que le permitan su utilización autónoma. Además, se recomienda la instalación de control de caudal y temperatura externos a la zona de baño para poder ajustarlos antes de acceder al mismo.

Información sobre subvenciones específicas para la adaptación de viviendas a personas con movilidad reducida

El Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 se define en el Real Decreto 106/2018, de 9 de marzo, recoge varias ayudas para personas con discapacidad. Sin embargo, la convocatoria es propia de cada Comunidad Autónoma, con lo que lo más recomendable para informarse o solicitar subvenciones adaptación vivienda por discapacidad es contactar directamente con los Servicios Sociales del ayuntamiento o consultar con empresas especializadas que ofrezcan asesoramiento en la tramitación de las mismas.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas