junio 23, 2024
hacerse una mamografía

¿A qué edad tenemos que hacernos una mamografía?

La mamografía es el examen que permite detectar el cáncer en alguno de los senos y, como prueba única verificada para esto, debemos estar muy pendientes de cuándo hay que realizarla así como de los beneficios que supone. De varios tipos, dependiendo de lo que necesite la mujer en cuestión, llevar su diagnóstico al día nos puede salvar la vida.

La detección temprana de cualquier tipo de tumor supone que podamos poner remedio ante el problema, que vayamos al médico para que nos recete un tratamiento que, de haber esperado, podría haber sido mucho peor. Si bien muchas chicas temen a la radiación que ésta pueda provocar, dejarlo pasar no es una buena idea.

¿Cuáles son los beneficios de hacerse una mamografía?

Lejos de pensar en aquellos inconvenientes que se manifiestan, hacernos una mamografía es fundamental para nuestra salud, para que la mujer esté tranquila de que todo va en orden y no hay nada al respecto que tengamos que lamentar. La primera, que debe de hacerse entre los 35 y 40 años, respalda a los grupos de riesgo que están entre los 50 y 74 de intervalo de edad.

Reduciendo el riesgo de mortalidad hasta en un 35%, siempre que llevemos nuestros papeles médicos en orden será mucho más complicado que nos pille por sorpresa, que tengamos conflictos a lamentar en el futuro pero, ¿qué otras ventajas supone para la usuaria en cuestión? A continuación, te dejamos con una serie de puntos importantes:

Examen no invasivo

Los avances tecnológicos que tenemos en Affidea permiten que la prueba de cáncer de mama no sea nada invasiva. Si bien hace solo unos años debíamos de tener cuidado con esto, gracias a los distintos estudios hemos visto que otra opción es posible, que se pueden hacer las cosas de otra manera.

Detección temprana de la enfermedad

Sí. La mamografía es la única prueba que permite conocer cuál es el estado de nuestros senos, si la mujer cuenta con un pecho sano. Una detección temprana de aquello que ocurra hace que se ponga un tratamiento efectivo, que podamos llevar una vida normal y bastante relajada. ¿Lo tienes todo bajo control?

Disminución de muertes por paciente

Gracias a los exámenes el número de pacientes con cáncer que terminan en fallecimiento ha bajado bastante. Hasta hace unos años no había tantos avances relacionados así que, de alguna forma, debemos agradecer la iniciativa organizada. Con todo a su favor, seguro que pronto podamos contar con nuevas relaciones.

Procedimiento rápido (y seguro)

Además de una prueba nada invasiva, el procedimiento es bastante rápido y seguro así que, si nuestro miedo era que íbamos a estar largas horas pendiente de estas máquinas, lo cierto es que para nada es así. Hecho para que la mujer no esté incómoda, en menos de lo que crees habrás salido de la clínica.

En definitiva, si ya hemos cumplido los 35 años nunca está de más que nos hagamos una mamografía para descartar anomalías. Cuidándonos en salud con algo bastante light, nos sentiremos mucho mejor y quedamos más tranquilas con los resultados. ¿A qué esperas para regalarte un poco de sosiego?

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas