junio 24, 2024

Un avance de la gripe: La vacuna universal puede estar a la vista

Los investigadores han estudiado varias cepas de gripe y han descubierto que las llamadas células inmunitarias asesinas del cuerpo ofrecen protección contra todos los virus de la gripe.

Los virus de la gripe A, B y C están muy extendidos en todo el mundo e infectan a un número significativo de niños y adultos cada año.

Por ejemplo, durante la temporada de gripe 2017-2018, hubo 30,453 casos de hospitalización debido a la influenza, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Durante el mismo periodo, 185 niños murieron como resultado de la gripe, de los cuales aproximadamente el 80 por ciento no había recibido la vacuna contra la gripe esa temporada.

Se estima que la eficacia de las vacunas actuales contra la gripe es del 40 por ciento, lo que significa que la inyección reduce en dos quintos el riesgo de que alguien busque ayuda médica relacionada con la gripe.

Las vacunas actuales contra la gripe no son efectivas contra todas las cepas de influenza, por lo que las personas necesitan recibir otra vacuna cada año. Sin embargo, nuevas investigaciones podrían cambiar esto pronto, ya que los científicos han descubierto que un tipo particular de célula inmunológica puede proteger contra todos los tipos de influenza.

Katherine Kedzierska, profesora de la Universidad de Melbourne en Australia y jefa de laboratorio del Instituto Peter Doherty para la Infección y la Inmunidad (Instituto Doherty) en Melbourne, es la autora principal y correspondiente del estudio.

Marios Koutsakos, investigador doctoral del Instituto Doherty, es el primer autor del artículo, que aparece en la revista Nature Immunology.

Estudiar las células inmunitarias «asesinas» y las cepas de gripe
La profesora Kedzierska explica la motivación de la investigación, diciendo que no ha habido suficiente investigación sobre ciertas cepas de la gripe.

«En particular, la inmunología contra la influenza B se ha mantenido en gran medida subestudiada porque no tiene potencial pandémico», dice. «Sin embargo, es un virus grave que puede llevar a la muerte y a enfermedades graves, sobre todo en niños, y fue una de las piezas perdidas del rompecabezas de la protección universal contra la gripe».

Para examinar los puntos en común entre las diferentes cepas de gripe, los investigadores colaboraron con científicos del laboratorio Purcell del Monash Biomedicine Discovery Institute en Clayton, Australia.

El laboratorio Purcell, dirigido por el profesor Anthony Purcell, se especializa en el descubrimiento de epítopos mediante espectrometría de masas.

Los epítopos son la parte de un antígeno -es decir, un cuerpo extraño o sustancia que provoca una respuesta inmunitaria- que «interactúa con el receptor o anticuerpo específico del antígeno».

La espectrometría de masas es una técnica de análisis en profundidad que mide el peso y la estructura de moléculas pequeñas de forma muy sensible.

El profesor Kedzierska y sus colegas utilizaron la espectrometría de masas para encontrar los epítopos comunes, o dianas virales, de un tipo de célula inmune llamada células T asesinas.

Los científicos dirigieron su atención a las células T asesinas porque investigaciones anteriores habían demostrado que estas células son activas en la respuesta inmunológica del cuerpo a ciertas cepas de la gripe.

Un estudio introduce’un nuevo paradigma’.
En el estudio actual, al usar espectrometría de masas para examinar los epítopos de la influenza en la sangre y los pulmones de los humanos y realizar pruebas de vacunación, el equipo descubrió que las células T asesinas protegen contra todos los tipos de virus de la influenza: A, B y C.

«Nuestros estudios de inmunización con el péptido responsable de activar las células T asesinas revelaron niveles notablemente reducidos de virus de la gripe e inflamación en las vías respiratorias», informa Koutsakos.

Koutsakos explica además lo que hicieron los investigadores. «Hemos identificado las partes del virus que se comparten entre todas las cepas y subcepas de la gripe capaces de infectar a los seres humanos, y luego investigado si podemos encontrar respuestas sólidas a esas partes virales en seres humanos sanos y en adultos y niños infectados por la gripe».

Los hallazgos pueden llevar al desarrollo de una vacuna universal contra la gripe que no necesita actualizarse cada año. Koutsakos y sus colegas concluyen:

«Nuestro estudio introduce un nuevo paradigma por el cual las células T[asesinas] confieren una reactividad cruzada sin precedentes entre todos los virus de la gripe, un hallazgo clave para el diseño de vacunas universales».

En el futuro, los investigadores planean desarrollar por sí mismos una vacuna universal contra la gripe utilizando sus hallazgos, que ahora han patentado.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas