En general, los meses de embarazo no son sencillos, se pasa por diversos altibajos hasta que llega el momento del parto. Es cierto que es una etapa muy tierna y bonita la que vamos a vivir, pero a la vez también va a implicar una serie de molestias e incomodidades, de eso no cabe duda. De ahí la necesidad que para ciertos momentos, necesitamos consejos para lograr llevar de una mejor manera todo esto y sentirnos mucho más cómodas y a gusto.

El descanso es una de las grandes problemáticas

Como nos indican en elembarazo.net existen diferentes posturas para dormir, de tal manera que resultará mucho más fácil lograr descansar durante los meses del embarazo. Sobre todo cuando se aproximen los meses más cercanos a la hora del parto, ya que se puede llegar a hacer realmente complicado lograr descansar más de “x” horas seguidas.

Por eso es conveniente saber todas las posturas que están más indicadas para descansar durante los meses de gestación. Ya no sólo por lo que implica estar embarazada, sino también para una mayor comodidad de la propia mujer, así como para que los procesos de digestión y circulación sanguínea se realicen de la manera adecuada.

Al final, lo que tenemos que buscar es nuestra propia comodidad, eso es algo innegable, pero con la barriga no es tan fácil como parece. Es cierto que con el paso del tiempo iremos encontrando aquellas posturas con las que estamos más cómodas y por lo tanto lograremos un mejor descanso.

En general, la postura por excelencia y que a más mujeres les sirve es de lado con una almohada entre las piernas. Ya que así se va a lograr mantener la espalda recta y así evitaremos echar peso hacia adelante. Incluso podemos encontrar almohadas más largas o de maternidad, para así apoyar nuestra barriga durante las noches, para un mejor descanso y tranquilidad por nuestra parte.

Lo ideal es tratar de dormir del lado izquierdo, ¿por qué? Es sencillo, de esta manera vamos a facilitar el movimiento de la sangre y por lo tanto también la digestión. Así los nutrientes también fluirán de una mejor manera hasta el útero y por lo tanto hasta nuestro bebé. Es cierto que con esta postura el riñón trabaja mucho mejor durante las noches y así se consiguen eliminar los fluidos más fácilmente.

Si somos de esas mujeres que cuando pasan “x” horas en la cama comenzamos a sufrir calambres en las piernas y adormecimiento de las mismas, algo muy habitual en las embarazadas por otro lado, lo ideal es dormir con los pies elevados. Dicho de otro modo, dormir con las piernas apoyadas sobre almohadas o cojines, de tal forma que se favorezca la circulación y se eviten esas consecuencias tan molestas.

Existen determinados elementos para facilitar estos meses

Además de lograr encontrar nuestra mejor postura para descansar durante toda la noche, también existen objetos que nos pueden ayudar, tanto para esto como para otras determinadas cosas. Con lo que ganamos confort a nivel general gracias a todo ello.

Con el paso del tiempo del embarazo iremos notando como vamos teniendo muchas más molestias que durante las primeras semanas semanas, y esto es algo normal. Por eso la ropa tiene que ser también un gran aliado para sentirse mucho más cómoda durante todo este largo proceso que queda por delante.

Es hora de comprar ropa interior diferente a la que habitualmente utilizamos, ya que seguramente habremos notado lo incómoda que se vuelve de repente. Existen prendas diseñadas especialmente para embarazadas, para tratar de aportar la máxima comodidad en todo momento.
A esto podemos unirle pijamas y demás prendas de estar por casa, será menester comprarlos con telas suaves y ligeras, que además se puedan ir adaptando progresivamente al aumento de nuestro vientre. De lo contrario, estaremos cada dos por tres comprando ropa. Así nos sentiremos de verdad cómodas con todo lo que llevemos, facilitando toda la gestación del momento.