julio 25, 2024
peso ideal niños

La talla y el peso ideal de los bebés: Consideraciones al respecto

Dos de los indicadores más fiables para reconocer que el bebé goza de buena salud es fijarse en los valores de la talla o la estatura del mismo; y en el peso que tiene en cada una de las etapas de su desarrollo. Muchos recursos y consideraciones se deben valorar al respecto.

Al momento de hablar sobre la talla y el peso ideal niños se debe hacer hincapié en que cada una de las etapas de su desarrollo serán distintas, sus necesidades de alimentación, descanso y actividades serán crecientes, y que la genética y muchas variables externas -antes de su propio nacimiento- también influirán en el peso y la talla que tendrá el bebé durante sus primeros años de vida, e incluso, durante su niñez y adolescencia.

Por esa razón, hablar de una talla y un peso ideal es solo una manera de plantear una base teórica respaldada por asociaciones de carácter global, pero a su vez, abrir la puerta a las interpretaciones y condicionantes que de ello se pueden desprender.

Peso y talla ideales, según la Organización Mundial de la Salud

A partir de mediados del año 2006, la Organización Mundial de la Salud comenzó a tomar los datos promedio de talla y peso ideales de los niños lactantes para establecer rangos saludables que sirvieran de basamento teórico para los puericultores y padres.

Se debe hacer la salvedad de que se trata de niños lactantes, o lo que es igual, que la Organización Mundial de la Salud -al igual que la mayoría de los especialistas de la puericultura- recomiendan y priorizan la alimentación predilectamente compuesta por leche materna durante los primeros 12 meses de vida, complementando con frutas y verduras durante los 12 y 18 meses de vida, que es cuando comenzaría a probar otras tantas posibilidades de alimento de acuerdo a sus necesidades alimentarias o nutricionales.

De acuerdo con ello, los valores promedio destacados que maneja la Organización Mundial de la Salud son los siguientes:

  • Un niño recién nacido debería tener un peso medio de 3,4 kilogramos y medir en torno a 50,3 centímetros.
  • Un niño de 1 año de edad debería pesar en torno a los 10,2 kilogramos y medir 76 centímetros.
  • Un niño de 2 años de edad debería pesar en torno a los 12,9 kilogramos y tener una talla de 88 centímetros.
  • Cuando cumple los 6 años, su peso debería ser de 20 kilogramos y sus medidas promedio, 112,77 centímetros.

Consideraciones al respecto

La talla y el peso promedios son excelentes indicadores del desarrollo de un bebé, pero están lejos de ser los únicos o más fiables.

Como bien es sabido, la genética tiene mucho que ver en la estatura que alcanzan los bebés y hasta en el peso que poseen de acuerdo a su edad, pero la alimentación también tiene gran parte de la responsabilidad. Si la madre ha tenido problemas para alimentar al bebé durante los primeros años de vida, ha tenido que cambiar de alimentación antes de tiempo -según las recomendaciones de la OMS con respecto a la leche materna-; o si el bebé no muestra signos de desarrollo emocional, físico y cognitivo adecuados para la etapa de su crecimiento -existen muchos recursos especializados sobre ello-, el peso ideal y la talla ideal carecerían de sentido, ya que resultaría evidente que se está ante una pequeña complicación relacionada con el crecimiento óptimo del bebé.

Llevar registros 

No quedan dudas de que uno de los deberes de los padres es llevar registros de la talla, del peso, de la alimentación, de los pequeños patrones emocionales, motrices y cognitivos que tenga el bebé, para luego discutirlos con los especialistas de la puericultura y la pediatría para tomar decisiones -si hiciera falta- que puedan mejorar la salud y el desarrollo pleno del bebé. De esa manera, más allá de las recomendaciones puntuales que realizan organizaciones como la OMS, los padres podrán estar seguros de que se está haciendo bien el trabajo y el niño está creciendo de la forma adecuada.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas