julio 19, 2024
coberturas médicas pólizas

Un seguro privado de salud supone una garantía de bienestar para toda la familia

Adaptados a las necesidades particulares, cada póliza es el garante de una atención única, abriendo el acceso a diagnósticos en infinidad de especialidades y, sobre todo, a un trato personal

Los seguros médicos privados son una perfecta herramienta para completar el servicio ofrecido por la sanidad pública y complementar. Es en esa tesitura donde millones de personas, muy especialmente después de la pandemia, han acudido a los seguros privados para ampliar su cobertura sanitaria y, además, buscando un trato más personalizado, individualizado y mejorado de los facultativos. 

Porque, una de las grandes ventajas a la hora de hacer uso de las coberturas médicas que contemplan estas pólizas es, precisamente, la elección de los médicos y especialistas que mejor se adapten a las necesidades del paciente y a sus posibles dolencias. Elegir un centro clínico, entre todos los que están adheridos a la compañía, así como a la cartera de doctores y doctoras especialistas da mucha tranquilidad. 

Además de una atención primaria, para dolencias menores, mucho más personal y sosegada que en la sanidad pública, ayuda a que se puedan detectar posibles problemas de salud o síntomas que se derivarán, con la premura suficiente para atajar una posible enfermedad o dolencia en su estado más temprano. Lo cual, es un aval a la hora de salvar vidas. 

El paciente siempre es el centro del interés clínico

Cuando se esgrime que gracias a los seguros privados se ofrece una atención personalizada se refiere a que, además del diagnóstico y del servicio clínico, el paciente paga, solamente, por las coberturas que precise, sin copagos. Eso también es uno de los grandes argumentos que hace que cada vez, más personas, acudan a este tipo de servicios. 

Igualmente, a la hora contratar la póliza más mejorada, amplia y adecuada a las necesidades es bueno contar con el servicio de un agente exclusivo. Este tipo de profesionales, no solo explicarán cada detalle de la contratación de estos seguros, sino que detectarán necesidades y ayudarán a elegir la mejor póliza y cobertura de estas. Hay que repetir la idea de que cada cliente tiene un propósito con este tipo de seguros, no es lo mismo cubrir a un menor en sus primeros años de vida, con una asistencia pediátrica amplia, que hacerlo de un trabajador de mediana edad que ejerce su profesión en un puesto de riesgo o en uno de oficina. Tampoco que esa cobertura se precise para una persona jubilada. 

En ese contexto, los agentes exclusivos de seguros darán con la clave. Es más, ofrecerán otros seguros que pueden ser adicionales como los de vida o los de decesos que amplíen, aún más, su cartera de servicios y ofrezcan tranquilidad. 

Un seguro para cada cliente: la asesoría personal

Como se ha estado defendiendo en el anterior apartado, antes de contratar un seguro médico, o de cualquier otra índole, lo mejor es obtener un asesoramiento seguros personal y amplio. De esa labor se encargan los agentes exclusivos de las diferentes compañías. Su labor no se centra solo en vender un producto, sino en satisfacer la necesidad del cliente, fidelizarlo y tener un seguimiento de la gestión de las coberturas contratadas

Además de certidumbre y seguridad, también despeja dudas y, en los casos que se precisa, se pueden ofrecer los descuentos aplicables o las bonificaciones pertinentes. Se trata, pues, de optimizar al máximo el seguro, sacarle el máximo provecho y acertar en el producto contratado. 

En definitiva, la asesoría personal ayuda a las personas a ser conscientes de la importancia de cuidar su salud. Sin embargo, las compañías de seguros también amplían su catálogo con otros seguros como los de vida, enfocados a cubrir las necesidades de la familia en caso de fallecimiento del titular o incapacidad; y también son muy contratados los de decesos que, en momentos tan complicados emocionalmente, los familiares del asegurado tendrán cubiertos todos los servicios funerarios, pero también documentales e incluso de asistencia psicológica. 

Para resumir, los seguros privados son una buena forma de apuntalar el bienestar de la familia y cubrir necesidades vitales que, de otro modo, se complican o es más difícil de hallar respuestas. Cuidar de la salud es uno de los ejes principales y hacerlo en las mejores condiciones es uno de los logros de este tipo de productos. 

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas