Cuando se llega a la tercera edad, es normal comenzar a padecer ciertas dolencias y afecciones, debido a que el funcionamiento del organismo va perdiendo resistencia y fortaleza. Sin embargo, hay algunas acciones preventivas que se pueden realizar para gozar de buena salud en la vejez.

Llegar a la tercera edad y gozar de buena salud es un gran privilegio para muchos, ya que significa que durante su juventud han cuidado y respetado a su propio cuerpo. Sin embargo, tener buena salud no significa que se tenga que descuidar, pues al contrario, a esta edad es que se deben redoblar las precauciones y los cuidados de la salud. De este modo, hoy te hablaremos sobre las prevenciones que debes tomar al llegar a la tercera edad para gozar de buena salud.

Aporta nutrientes a tu cuerpo

Las personas al llegar a la tercera edad, no pueden absorber todas las vitaminas y minerales que necesitan, por lo que su sistema inmunológico se ve comprometido. La buena noticia es que en la naturaleza existe la moringa, una planta 100% comestible, rica en Beta Carotina, que ayuda al organismo a producir la cantidad justa de vitamina A; asimismo, contiene vitamina B12, B6 y ácido fólico, vitamina C y E, altos valores de calcio, hierro, riboflavina y niacina.

Se puede consumir de diversas maneras, cruda o cocida; sin embargo, la mejor forma es mediante el suplemento de la planta que se presenta en cápsulas concentradas de 1600mg, con moringa orgánica en polvo, libre de fertilizantes y pesticidas, pero abundante en vitaminas, minerales, omega y proteínas. De este modo, estarás aportando naturalmente a tu cuerpo los nutrientes necesarios para su adecuado funcionamiento.

Cuida tu salud bucodental

Cuando se llega a la tercera edad es común que la fortaleza de las encías y de la dentadura se vaya perdiendo y con ello se tengan que reemplazar uno o varios dientes. En tal sentido, es necesario usar una protesis dental, que sustituirá artificialmente a los dientes naturales, la encía y los huesos que se dañaron. Mediante su uso, es posible recuperar la funcionalidad y buena apariencia de la boca, debido a que de ellos dependerá tener una buena masticación y también comunicación.

De este modo, existen varias clases de prótesis dentales que puedes seleccionar según tus condiciones y necesidades, estos se pueden dividir según el tipo de material, el de inserción o el tiempo de duración. Y aunque todos tienen la misma función, cada uno conlleva procedimientos y atenciones diferentes.

Por otra parte, es importante que sepas que todo procedimiento odontológico, debe ser realizado por profesionales en el área, por lo que lo ideal es dirigirse a una clinica dental, en donde se reúnen un equipo de especialistas con reconocida experiencia en distintas ramas de la odontología, que se toman con mucha seriedad y compromiso la salud bucal de sus pacientes.

En tal sentido, en la primera consulta serás sometido a una evaluación minuciosa de parte del especialista, de esta manera se obtiene un diagnóstico preciso para abordar tu problema de salud dental con el tratamiento correcto, debido a que se pueden ocupar desde los más comunes hasta la implantación de dientes o colocación de prótesis.

Precauciones en la ducha

Muchos ancianos sufren problemas en sus articulaciones que en ocasiones les dificulta la movilidad o mantener el equilibrio. Por lo tanto, al momento de tomar el baño, es recomendable usar sillas de ducha estando así más cómodos y seguros, sin riesgos de resbalarse y sufrir caídas que pueden causar daños severos.

Estas sillas están diseñadas para impedir cualquier tipo de caída que se pueda producir durante el baño. De este modo, están elaboradas con materiales resistentes y duraderos, como el aluminio por ejemplo, que a su vez es bastante ligero. Igualmente, las sillas tienen la opción de ser ajustadas según las exigencias y condiciones de su usuario.

Y es que al llegar a la tercera edad aunque el cuerpo se hace más frágil y débil, si tomas las precauciones y lo cuidas adecuadamente, puedes demostrar que se puede seguir disfrutando la vida siempre.