junio 11, 2024
ejercicios HIIT

Los beneficios de los ejercicios HIIT

El entrenamiento físico HIIT es un estilo de preparación física de alta intensidad en intervalos, usado para complementar los entrenamientos específicos de alto impacto. Si quieres conocer todo sobre él estás leyendo en el lugar correcto.

4 Cuatro letras de mucha intensidad

El HIIT  por sus siglas en inglés “High Intensity Interval Trainging” se traduce en “entrenamiento interválico de alta intensidad”, es una preparación física de alto impacto, que se realiza en sesiones de intervalos cortos e intensos para prolongar un efecto alternado de esfuerzo y recuperación, es ideal para completar los entrenamientos de alto impacto que buscan mejorar la resistencia a través de la preparación física de los atletas de alto rendimiento 

Es un entrenamiento exitoso que lleva sus practicantes a altas intensidades de ejercicio elevando su ritmo cardiaco y su temperatura corporal, por lo que el cuerpo quema grasas aun cuando se recupera.

Circuitos, un diseño efectivo

Su práctica se ejecuta en circuitos por lo que la ejercitación que se da en cada uno es especifica e intencional; la primera fase es de esfuerzo, dura un minuto como máximo y se entrena de manera intensa, al máximo de la capacidad de resistencia del atleta lo que maximiza la frecuencia cardiorrespiratoria, la segunda fase es de esfuerzo disminuido, en la que se trabaja a menor intensidad para dar oportunidad a la recuperación, ésta no debe exceder los 2 minutos.

Ambas fases se alternan pasando de máximo a mínimo y viceversa, las sesiones duran entre 15 y 20 minutos continuos y no deben exceder de los 25 minutos cada una, basta con practicarlas de 3 a 4 días en a semana para ver resultados, aunque hay quienes disfrutan de sus beneficios a diario, lo cual no tiene nada negativo.

Trabajo en intervalos, beneficios continuos

Acelera el metabolismo y consigue hacer perder más calorías en menos tiempo.

Mejora la capacidad cardiovascular y pulmonar.

Incrementa la resistencia física, aún en forma más acelerada que otros tipos de entrenamientos de alto impacto y de resistencia elevada.

Mejora notablemente el rendimiento anaeróbico y aeróbico.

Permite al cuerpo consumir más calorías y quemar la grasa corporal aun en horas posteriores al entrenamiento, se quema más grasa durante las siguientes 24 horas a los circuititos.

Permite ejercitarte en menor tiempo con resultados más efectivos.

Favorece el aumento de la masa muscular y mejora el tono y la elasticidad de la piel, contribuye ampliamente a mejorar la flacidez de la piel.

Reduce la celulitis en distintas áreas del cuerpo.

Ayuda a definir la silueta y la marcar la musculatura.

Produce la quema de grasa corporal sin perder masa muscular.

Aumenta el consumo de glucosa y mejora la sensibilidad a la insulina, debido a que eleva la capacidad del cuerpo para oxidar la glucosa y la grasa.

Tonifica todo el cuerpo y fortalece los músculos de manera general.

Multiplica la segregación de hormona de crecimiento a casi el 500% durante las primeras 24 horas tras el entrenamiento, por lo que además de incrementar la quema de calorías, ayuda a ralentizar el envejecimiento celular del envejecimiento.

Usa como energía la grasa excedente en nuestro organismo.

Es altamente motivante, pues sus resultados son observables de manera más rápida que en otros entrenamientos.

Es ideal para quienes requieren entrenamientos intensos y disponen de poco tiempo.

Permite el entrenamiento de principiantes y va aumentado la intensidad de los mismos.

Ayuda a disminuir el estrés y la ansiedad.

Beneficia la concentración y la capacidad de atención.

Se puede realizar al aire libre.

No requiere de un entrenador personal.

Nutrición una aliada fundamental

Para lograr un buen resultado es necesario que antes, durante y después de un entrenamiento HIIT te nutras e hidrates en buena forma:

Comer entre dos y tres horas antes de empezar con los ejercicios, procura que sean alimentos con carbohidratos de bajo-moderado índice glucémico y bajos en grasas y fibras, con esto evitarás las molestias intestinales, incorpora una taza de café a la alimentación antes del entrenamiento para darte energía.

Durante el entrenamiento hidratarte, toma los líquidos que necesites, agua y bebidas  reconstituyentes para deportistas, con esto la fatiga se mantendrá a raya y restituirán los fluidos perdidos al transpirar. 

Luego del entrenamiento repón los nutrientes que dejas en el entrenamiento, los batidos proteicos, alimentos proteicos y carbohidratos sanos deben ser ingeridos, procura sea en un lapso no mayor a 30 minutos  una vez que hayas concluido el entrenamiento 

El HIIT es una de las formas más efectivas que existen tanto para mejorar la resistencia como para quemar más grasa, un entrenamiento para quienes buscan excelentes resultados en tiempos más cortos. Antes de empezar con entrenamientos de tanta intensidad, es fundamental preparar tu cuerpo, el acondicionamiento físico en ascenso es la forma para conseguir una base muscular y cardiovascular para que las rutinas de HIIT sean posibles sin provocar daños a tu cuerpo.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas