junio 11, 2024
te y agua

La nutrición y la salud tienen relación directa con lo que bebemos

Mantenerse en el peso ideal, tener una buena silueta y estar sanos son tres afirmaciones que deben estar engranadas, además se relacionan directamente con lo que introducimos en nuestro organismo para nutrirlo, y en mucho tiene que ver con lo que bebemos.

La buena nutrición y la salud, dependen en gran medida con lo que bebemos, ya sea para complementar la alimentación, o para mantenernos hidratados.

Lo que bebemos transforma la forma cómo reacciona nuestro organismo

Muchas veces hemos escuchado la afirmación “somos lo que comemos”, si bien es cierto, también lo es el hecho de que menosprecia en mucho que igualmente “somos lo que bebemos”.

Las bebidas que consumimos impactan de forma directa nuestro funcionamiento orgánico y nuestro peso. Es fundamental prestar más atención a qué estamos bebiendo y cuánta cantidad de ello ingerimos, atendiendo de forma especial al agua y los tés que ingestas.

Lo que bebemos hace que el organismo reaccione de manera diversa, lo ideal es que el consumo de bebidas sea tendiente hacia lo saludable y sano, lo que nutra e hidrate y el agua al igual que los té, son lo más recomendable para lograrlo.

El té es una opción saludable para nutrir el organismo e hidratar el cuerpo


Los tés de orígenes naturales, ya sean de flores, hierbas, hojas o extractos son un excelente aliado a la hora nutrir el organismo, maximizar su funcionamiento, corregir alteraciones y perder peso, al igual que medidas. En este artículo muestran 7 infusiones para adelgazar cuyos estudios avalan sus efectos positivos sobre el cuerpo.

Las diferentes propiedades que contienen por su naturaleza, permiten que actúen de manera diversa, aportando al organismo además de hidratación, nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes, entre tantas otras sustancias beneficiosas.

La sanidad del organismo es grandemente ayudada por el contenido de los tés naturales, las concentraciones de elementos nutricionales siempre han sido y serán una opción acertada para llevar una alimentación saludable y una vida más sana.

Calientes o fríos, una o más tazas diarias de té son ideales para ayudar a la pérdida de peso, pero sus beneficios no se limitan a eso, el té puede ayudar mejorar las funciones de los distintos órganos, incluyendo el corazón y el cerebro.

Beneficios que pueden aportar los tés naturales

Dependiendo el tipo de té, sus propiedades pueden aportar distintos los beneficios al organismo:

  • Efecto antioxidante celular.
  • Aumentan los niveles de hidratación corporal y la reposición de fluidos por deshidratación. 
  • Contribuye al mejoramiento de los procesos digestivos, así como la reducción de síntomas gástricos e intestinales relacionados con la gastritis, reflujo, acidez, pesadez estomacal, tránsito intestinal lento, constipación o diarrea.
  • Reducción y eliminación de líquidos acumulados por diuresis.
  • Aumenta la sensación de saciedad estomacal, ayudando a comer menos y bajar de peso.
  • Acelera el metabolismo y la quema de grasas y calorías.
  • Desinflama distintas partes del cuerpo, así como los órganos internos.
  • Disminuye el dolor de distintas intensidades por orígenes diversos.
  • Elimina las toxinas y grasas, colaborando en la disminución de medidas, celulitis y flacidez de la piel.
  • Ayudan a relajarse, facilitando el descanso y la conciliación del sueño, también pueden colaborar con los estados de alerta mental.

El agua es el líquido más saludable

Incorporar cantidades de agua suficiente al día es vital en cualquier dieta, el agua además de ser la principal fuente de hidratación corporal, aporta al organismo, distintos nutrientes que le ayudan a funcionar de forma efectiva.

Es necesario consumir agua suficiente para mantenerse hidratado y con ello dejar que los órganos se mantengan funcionando de forma correcta, sin embargo los requerimientos de agua son individuales, y dependen en gran medida de la realidad de salud de cada persona.

El peso, la edad y la condición sanitaria de cada persona es condicionante de sus necesidades de ingesta diaria de agua, pudiendo variar entre 6 y 8 o más vasos de agua al día, algunos padecimientos, requieren una ingesta de agua limitada para que el organismo trabaje eficientemente.

Lo ideal es beber al menos ocho vasos de agua al día, y consumir de tres a cinco tazas de té de distintas hierbas, flores, frutos u hojas, para que el organismo funcione de manera adecuada y esté verdaderamente hidratado.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas