La vida está marcada por el azar, las cosas que no decidimos superan con creces aquellas que sí, y nuestro control sobre los eventos depende en gran medida de nuestra capacidad de previsión. Todos queremos protegernos a nosotros y a nuestras familias ante los imprevistos que puedan tener lugar, pero a veces, esta tarea puede resultar imponente y abrumadora.

Ésta es la razón de que servicios tales como los seguros de vida o de salud, sean tan populares, pues quien se prepara para los acontecimientos futuros suele salir victorioso.

Pero debido a la variedad de problemas por los que podemos pasar, buscar qué empresa aseguradora elegir a la hora de hacer nuestro seguro, puede resultar complicado si no se tiene una comprensión en profundidad sobre el funcionamiento de los seguros en sí.

Es por esto que a continuación hablaremos de dicho funcionamiento, y también de aquellas infraestructuras que son más adecuadas para asegurar nuestra salud y calidad de vida.

¿Que es un seguro de vida?

Un seguro de vida es una póliza que ofrece una indemnización por el fallecimiento de aquella persona que ha sido asegurada. Sin embargo, un seguro de vida va mucho más allá de la muerte, pues también puede cubrir eventos o accidentes como enfermedades graves o terminales, invalidez, accidentes de tráfico u otros.

Esto convierte a los seguros de vida en una necesaria herramienta a la hora de blindar nuestro bienestar económico y el de nuestra familia contra las eventualidades de la vida.

¿Que cubre un seguro de vida?

Un factor muy importante a la hora de responder a esta pregunta es conocer bien a nuestra aseguradora. Obviamente, las pólizas y aquello que cubren varía entre empresas, pero por lo general, una buena aseguradora nos ofrecerá un trato justo a cambio de nuestro dinero, además del acceso a ciertas infraestructuras médicas ante el evento de un accidente o enfermedad.

Es por ello que deberíamos cotejar con qué otros profesionales trabaja nuestra aseguradora, sobre todo, del sector médico. Hay ciertas aseguradoras que te permiten elegir tú mismo los profesionales a los que querrás acudir en el caso de un evento desafortunado.

Una buena recomendación sería afiliarnos con el nuevo centro médico Valencia, dado que su nivel de profesionalidad y atención al cliente son altísimos. En este centro médico estaremos bajo la supervisión de los mejores profesionales del sector, algo valiosísimo a la hora de sentirnos seguros en el caso de un desafortunado accidente.

Por otra parte, las coberturas de una aseguradora estándar suelen contar con un seguro hipotecario que cancele la hipoteca familiar en caso de defunción para evitar desestabilizar por completo la economía familiar, una cobertura por invalidez en el caso de que la persona asegurada sufra un accidente que le deje incapacitado para llevar a cabo su trabajo o pagar el impuesto de sucesiones para que nuestra familia pueda disfrutar de esa herencia y no tenga que renunciar a ella por la incapacidad de pagar dicho impuesto.

¿Por qué contratar un seguro de vida?

Una de las principales razones que se ven entre los clientes de esta clase de pólizas es el deseo de afianzar el futuro de sus hijos. Cuando tenemos hijos nuestra perspectiva sobre la vida cambia, pues nos damos cuenta de lo dependientes de nuestra estabilidad económica y de salud que son los niños.

La popularización del trabajo autónomo es otra de las razones del éxito de estos seguros, dado que muchas empresas exigen su contratación para evitar que sus empleados se vean sin una entrada de dinero en sus hogares, en el caso de que tenga lugar un accidente.

Muy relacionado con el punto anterior está la jubilación, otra cobertura de los seguros de vida y ahorro, que a efectos prácticos hacen las veces de una hucha en la que se va guardando dinero. Este dinero irá para nuestros seres queridos en el caso de nuestra defunción.