junio 13, 2024
ortopedia online

Los beneficios de las grúas domiciliarias para la atención de personas con movilidad reducida o nula

El cuidado de las personas con movilidad reducida o nula implica un gran esfuerzo y dedicación por parte de sus cuidadores. Afortunadamente, la tecnología ha permitido que hoy existan grúas eléctricas para mayor comodidad y seguridad, tanto de pacientes como de quienes brindan atención. 

El sector de la ayuda domiciliaria cuenta con una amplia variedad de equipos y herramientas para facilitar el trabajo de cuidadores, y en general, de quienes prestan apoyo a las personas con problemas de movilidad, que pueden mejorar notablemente su calidad de vida con todos estos artilugios. 

Entre los dispositivos que resultan ser muy eficientes y útiles, están las grúas domiciliarias eléctricas, las cuales proporcionan seguridad, tanto al cuidador como al paciente, en el momento de hacer las transferencias, es decir, cuando se debe trasladar el paciente al baño, al pasar de la silla de ruedas a la cama o viceversa, y una gran cantidad de situaciones más en las que se requiere apoyo para la movilidad del paciente.

Con las grúas domiciliarias, el trabajo de los cuidadores se realiza de forma mucho más sencilla y segura, obviamente siempre que se trate de equipos de alta calidad, los cuales se pueden conseguir en Dortomedical, una tienda online que se ha convertido en referencia al contar con más de 65 años de experiencia en el sector de la ortopedia, ayudas técnicas y material médico.

Esta tienda de ortopedia online es líder en el sector por la variedad de productos que tiene a disposición, alta calidad y precios insuperables. Aparte de las grúas domiciliarias, venden sillas de rueda manuales y eléctricas, andadores, scooters eléctricos, camas articuladas, colchones antiescaras, sistemas de sujeción, sillas de ducha y WC, zapatos ortopédicos, material médico en general y muchos artículos más.

Las ventajas de las grúas domiciliarias

Una de las principales ventajas de las grúas domiciliarias son los beneficios que a corto, medio y largo plazo aportan al cuidador. 

A corto plazo estos artilugios son muy ventajosos, porque reducen notablemente los grandes esfuerzos que hacen los cuidadores para movilizar a personas con problemas de movilidad. 

A medio y largo plazo el uso de estos equipos es muy conveniente, ya que se estaría reduciendo el riesgo de padecer las afecciones conocidas como lesiones por sobreesfuerzo, que son muy perjudiciales para la salud del cuidador, incluso pueden llegar a ser irreparables.

Otro de los beneficios del uso de las grúas domiciliarias es que con estas se evita el riesgo de caídas de los pacientes mientras se realizan las transferencias. Una de estas caídas puede causar daños graves debido a la fragilidad que puede tener la persona atendida.

Existen modelos de grúas especialmente diseñadas para ser utilizadas en el domicilio, ya que son muy fáciles y prácticas de maniobrar. Son de tamaño reducido, para poder girarlas cómodamente y meter sus patas debajo de los muebles.

El hecho de ser equipos de tamaño reducido no les resta resistencia. Al contrario, son aparatos que pueden llegar a soportar 150 kg de carga con gran eficiencia, al contar con motores y mecanismos eléctricos de óptima calidad.

¿Qué tipos existen?

Elegir el tipo de grúa va a depender del grado de movilidad reducida que tenga el paciente, es decir, si al menos puede mantenerse en pie y sentado, o bien, si la movilidad es nula.

En casos de que la persona tenga una reducción de movilidad total se utiliza la grúa de elevación o traslado. Este dispositivo, el cual es muy útil para trasladar al paciente de un lado a otro de la residencia, tiene dos patas articuladas con ruedas y un brazo con forma similar a una percha, en la que se cuelga el arnés.

Uno de sus principales beneficios es que puede levantar a la persona sin que deba sentarse previamente, además, se le puede quitar el arnés una vez esté tumbado en la cama. 

Otro tipo de grúa muy utilizado es la de bipedestación o cambia pañales. Están destinadas a los pacientes con algo de movilidad, específicamente que puedan mantenerse en pie, aunque sea con el apoyo de otra persona. 

Este equipo permite que la persona quede de pie con las piernas y cadera liberadas, para que se le pueda realizar el aseo sin que sea necesario un esfuerzo supremo.

Compartir
Dejar un comentario

1 Comentario

Noticias Médicas