junio 23, 2024
residencia de mayores

Beneficios de vivir en una residencia de mayores

A pesar de que está más que claro que no existe nada como el cariño y el amor de un ser querido, la carencia de recursos o tiempo para con las personas mayores es un gran problema. Esto, incluso al no contar con parientes cercanos, puede derivar en la necesidad de buscar atención fuera del núcleo familiar y de amistades.

Una de las mejores opciones son las residencias de ancianos en Barcelona, pues esta clase de centros mayormente cubren las necesidades de estas personas. Un grupo de personas que cada vez se incrementa dado el descenso de la tasa de natalidad y el aumento de la esperanza de vida.

¿Por qué se debería vivir en una residencia de ancianos?

Las residencias para ancianos se encuentran a disposición para recibir personas que, por lo general, sobrepasan los 65 años. Sin embargo, el perfil más acostumbrado de ingreso es a partir de los 80 años. Está casi siempre acompañado de alguna clase de dependencia que les hace cuesta arriba vivir de forma autónoma.

Aunque también en este tipo de hogares pueden vivir personas que presenten una edad avanzada, pero que se valen por sí mismos. Pero que por ciertos motivos no pueden vivir en su propio hogar por un tiempo. En cualquiera de los casos no se debe temer, pues las residencias de ancianos en Castelldefels y otras partes de España son un excelente lugar para las personas mayores.

Algunas de las atenciones que pueden recibir los adultos mayores que residen en estos hogares son las siguientes:

Atención médica

Disponen de un personal médico que se especializa en diferentes áreas y se encuentra a su disposición en todo momento. De tal manera, es posible controlar los estados de salud de forma constante. Así como también se establecen  planes de cuidados personalizados para todos los residentes de estos hogares.

Higiene y cuidado personal

Son tomadas las debidas medidas para que las personas mayores se encuentren bien vestidas y correctamente aseados incluso si solamente van a estar en el interior de la residencia. Esto es un factor complejo, pero determinante al estimar la calidad de los servicios que se ofrecen.

Promoción del envejecimiento saludable y activo

Estas residencias presentan una variedad de programas y actividades que tienen por objetivo mantener  mejorar el estado físico y mental de cada residente. Un ejemplo de esto son los trabajos de autonomía, capacidades mentales, prevención de estados demenciales y la diversión.

Socialización

Otro de los aspectos de mayor relevancia para estos hogares. En este tipo de residencias diariamente se convive con otras personas, compartiendo actividades y momentos de los cuales resultan grandes amistades. Además, también se reciben visitas de familiares y amistades, tal y como si se encontrarán en su misma casa.

Algunas de las otras ventajas que tienen para ofrecer las residencias para mayores son las siguientes:

  • Enfrentan las diferentes escalas de dependencia y demás patologías.
  • Supervisión permanente y acompañamiento.
  • Estancias temporales o definitivas dependiendo del caso.
  • Por lo general presentan una manutención con seguimiento sobre las dietas que se adaptan a las necesidades de cada persona y sus prescripciones médicas.
  • Atención sociológica.
  • Atención psicológica.
  • Rehabilitación muscular.
  • Actividades ocupaciones y culturales que mantienen un estado anímico positivo en cada uno de los integrantes de la residencia.
  • Asignación de tareas entre los residentes que se adaptan a sus capacidades y características para fomentar su autoestima y colaboración.
  • Se fomenta el alcance de los estados de autonomía hasta lo máximo que se pueda presentar.
  • Tienden a realizarse actividades y talleres que tienen por objetivo estimular la mente para prevenir o controlar los estados de demencia, una de las patologías que mayormente afecta a este colectivo. Además de ejercitar el cuerpo según las capacidades de cada uno de los individuos residentes.
Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas