La regeneración ósea, el tratamiento de dolores crónicos o la detención de procesos degenerativos de tejidos son sólo algunos de los múltiples beneficios que ofrece este tratamiento basado en la estimulación de células a través de campos electromagnéticos.

La tecnología ha permitido mejorar de forma sustancial las técnicas de tratamiento de diversas patologías, además de las terapias de rehabilitación. Una de las técnicas que ha ido ganando cada día más aceptación es la magnetoterapia, sobre todo en el área de la fisioterapia, debido al éxito obtenido en el tratamiento del dolor y la regeneración ósea.

Aunque es un tratamiento que lleva varios años utilizándose, aún muchas personas desconocen qué es la magnetoterapia y sus múltiples beneficios para la salud. Esta técnica es un tratamiento terapéutico que se basa en el uso de campos electromagnéticos para estimular las células del cuerpo de las personas para tratar dolencias en varias áreas, al restablecer la potencia eléctrica intra y extracelular que  haya sido afectada por una enfermedad o algún trauma, sobre todo, aquellas que afectan al sistema musculoesquelético.

Se emplea de manera habitual en los centros de rehabilitación y por los fisioterapeutas. Prácticamente no tiene contraindicaciones, además de ser fácil de aplicar. La terapia ha mostrado tener propiedades antiinflamatorias, analgésicas y de regeneración de tejidos, y reconstrucción ósea, ya que retarda la degeneración del cartílago, aumenta la oxigenación, y mejora el sistema inmunológico, entre una extensa lista de beneficios.

Un campo muy amplio

El campo de esta terapia es muy amplio. Se utiliza para tratar los dolores crónicos y enfermedades degenerativas. Tiene un efecto curativo en enfermedades crónicas como la artritis, que se trata de la inflamación de las articulaciones o la artrosis (degeneración de las articulaciones), tanto cervical, como de espalda o de rodilla.

Entre muchas otras aplicaciones de la magnetoterapia están las terapias de la atrofia muscular, o pérdida o desgaste de masa, la cual si no se trata a tiempo, puede llegar a debilitar o incapacitar a un paciente para realizar algunas acciones.

También sirve para tratar y mejorar problemas como la mialgia y la cervicalgia. Ayuda de manera significativa en el proceso de cicatrización de heridas, el dolor articular, dolores en la zona lumbo-sacra, los edemas óseos (lesiones en los huesos), la epicondilitis (codo de tenista), mialgias, neuropatía, osteonecrosis, osteoporosis, rizartrosis, condropatía, tendinitis, túnel carpiano y un largo etcétera.

Tratamiento en casa

La aplicación de esta terapia se facilita mucho en vista de la existencia de gran variedad de equipos de magnetoterapia LaMagneto que permiten efectuar el tratamiento de forma efectiva y muy sencilla, incluso en el hogar, siempre y cuando estén certificados.

Entre los modelos de esta marca están los portátiles I-Tech, destinados para diferentes tratamientos. Es aconsejable visitar un sitio que ofrezca asesoría  especializada con el propósito de asegurarse de que los modelos que se adquieran sirvan para cumplir las indicaciones médicas de cada paciente.

Hay modelos de última generación como LaMagneto, de uso particular, y el modelo Pro, para profesionales. Estos aparatos cuentan con programas predeterminados que facilitan la aplicación de las diferentes terapias.

Terapias nocturnas

Es importante destacar que existen diferentes equipos diseñados para atender cada necesidad, incluso uno para el cuerpo completo como el kit LaMagneto + Osteomat, que incluye un colchón para efectuar el tratamiento nocturno.

Se trata de un equipo profesional que ofrece el beneficio de que los pacientes en rehabilitación puedan tratarse en el hogar. Está diseñado para dos canales de salida, con el propósito de realizar dos terapias distintas de forma simultánea.

La Magneto X tiene el certificado CE1936 para tratamiento con campos electromagnéticos pulsados (CEMP). Ofrece una intensidad del campo magnético de hasta 200 gauss por canal y una frecuencia de 1 a 120 Hz. Permite efectuar 63 tipos de programas, además de medidas para llevar mejor el control, entre ellas, acciones de bloqueo y contador de terapias.

En las tiendas en línea especializadas ofrecen cursos de magnetoterapia online al adquirir cualquiera de estos equipos.