Un equipo de profesionales de la abogacía puede facilitar las tareas de los negocios que se están formando, para que se encuentren más protegidos y realicen los pasos apropiados en cada situación.

Una asesoría jurídica apropiada puede evitar muchos problemas a futuro para una empresa. Un negocio que se está iniciando debe contar con los mejores recursos legales, para que se establezca sobre bases sólidas que impidan inconvenientes contables, laborales o mercantiles.

Es recomendable acudir a un despacho multidisciplinar que pueda ayudar en diversos ámbitos y que esté formado por abogados y economistas con experiencia. Estos especialistas pueden ayudar con todos los trámites del negocio, sabiendo cómo proceder en cada situación, tanto para empresas como para autónomos.  

Una contabilidad protegida

Un asesor contable es importante para las empresas para tener control y poder analizar los documentos relacionados con la contabilidad. A través de una buena gestión y asesoria contable se puede acceder al estado del negocio en fechas concretas para poder tomar decisiones acertadas.

Los servicios del asesor en contabilidad permiten ver con claridad la situación de la empresa para pedir financiaciones o realizar inversiones. Este balance ayuda a comprobar si se pueden soportar ciertas compras y egresos adicionales.

Los profesionales en la asesoría contable prestan servicios como manejo de libro de actas, cuadros de amortización, conciliación bancaria, elaboración de la contabilidad, actualización de contabilidades, balances de situación, informes contables periódicos, cuentas anuales de la sociedad, entre otros.

¿Por qué las empresas necesitan asesoría laboral?    

Todo negocio tiene una serie de obligaciones y derechos con sus trabajadores. Es importante contar con un asesor laboral que permita llevar una buena relación empleado-empleador para impedir que se realicen reclamos por incumplimientos.

Cuando no se ejecutan de forma correcta los trámites en materia laboral, pueden generar muchos costes para la empresa a través de sanciones y multas de la Seguridad Social y otros organismos. Los profesionales además pueden asesorar para que la sociedad pueda tener reducción de gastos salariales.

Algunos de los servicios de los expertos pueden incluir confección de certificados, tramitación de seguros sociales, trámites de altas y bajas de trabajadores, cálculos salariales, partes de baja por enfermedad, certificados de retenciones, elaboración de contratos laborales, realización de nóminas mensuales y más.

Los trámites para emprendedores

Al establecer un emprendimiento se necesita conocer sobre diferentes aspectos, uno de ellos es el Punto Pae, con el cual se brinda asesoría a nuevos emprendedores y se ofrece un impulso a los negocios durante todo el proceso, en ocasiones desde antes de su formación.

Las entidades de Puntos de Atención al Emprendedor dan comienzo a los trámites burocráticos, ofrecen asesoría, información y orientación con respecto a los objetivos del negocio y la gestión administrativa. Una vez que la empresa queda establecida, muchas de estas instituciones se hacen cargo de la asesoría contable al tener claridad de la situación empresarial existente.

Para el éxito de un emprendimiento es importante que se realicen análisis de viabilidad, observación de mercado, plan de negocio, estudio de posible financiación y elección de forma jurídica para iniciar con la empresa. Para ello, el Punto Pae puede proporcionar la mejor alternativa para darse de alta como persona jurídica o autónomo.

¿En qué ayuda el abogado mercantil a las empresas?

Es importante que los negocios cuenten con una buena asesoría mercantil y en materia societaria. El abogado mercantil puede ayudar en procesos como registro de marcas y patentes, actas de sociedades, concurso de acreedores, contratos mercantiles, reclamación de deudas comerciales y más.

Con los cambios en las perspectivas comerciales, los negocios se ven cada vez más forzados a entrar a mercado internacionales, por lo que deben realizar diversos trámites y contratos con proveedores y clientes. Por esta razón, las empresas deben contar con una buena asesoría en la materia mercantil para realizar operaciones sólidas.

Es importante contar con la ayuda de expertos que sepan proceder de forma transparente y clara, mantenerse al día con los cambios legislativos y brinden atención personalizada conforme con las necesidades del cliente.