junio 21, 2024
Rellenos faciales de ácido hialurónico

Tratamientos para rejuvenecer tu rostro sin cirugía

¿Cómo funcionan los tratamientos no quirúrgicos para obtener un rostro más joven?

El bótox, los rellenos y el láser se dirigen a varios factores que influyen en el aspecto de una persona, como la pigmentación, los músculos, la pérdida de volumen y las rojeces/los vasos sanguíneos.

Los dispositivos y agentes que utilizamos en estos tratamientos descomponen las células muertas de la piel, alisan las arrugas, tensan la piel y reducen los depósitos de grasa. Los resultados pueden durar de tres meses a más de un año.

Existen varios tipos de tratamientos entre los que se incluyen los de eliminación de arrugas de expresión como el Bótox, los voluminizadores faciales basados en rellenos con ácido hialurónico, los hilos tensores para el rejuvenecimiento o estiramiento facial sin cirugía….

Toxinas botulínicas (Botox, Dysport)

La actividad del tejido muscular que rodea la frente y los ojos puede provocar la aparición de arrugas en la piel a medida que envejecemos.

Productos como el Botox o Dysport (toxinas botulínicas) debilitan suavemente los músculos de estas zonas, reduciendo las líneas y arrugas conocidas como «11» y patas de gallo.

Cuando se inyectan correctamente, estos productos también pueden ayudar a elevar e igualar las cejas y los párpados. Podemos dirigirnos a músculos específicos para crear un aspecto más equilibrado.

El Botox y el Dysport están hechos de una neurotoxina llamada toxina botulínica y se inyectan en la piel a través de una fina aguja. El procedimiento es de bajo riesgo e indoloro. Los pacientes suelen ver los resultados en un plazo de 48 a 72 horas, y los efectos suelen durar tres meses.

Rellenos faciales de ácido hialurónico

A medida que envejecemos, nuestro rostro pierde algo de volumen, lo que provoca un aspecto más envejecido y hueco.

Sin embargo, los rellenos de ácido hialurónico -un compuesto similar a una sustancia natural de la piel- pueden añadir volumen durante seis a 12 meses con una simple inyección.

En la clínica Dr. Mira, preferimos añadir rellenos faciales bien de ácido hailurónico o de Algeness, de forma conservadora para que los cambios no sean drásticos y sean más sutiles. A nuestros pacientes primerizos les tranquiliza saber que las inyecciones de relleno pueden revertirse si lo desean.

Otra alternativa a los rellenos faciales con ácido hialurónico según nos hablan desde la guiadelasalud.info, son los rellenos faciales mediante el empleo de la grasa del propio paciente.

Rellenos para tratar las líneas faciales

Los rellenos se utilizaron por primera vez para tratar las arrugas o líneas faciales y los pliegues profundos con el fin de mejorar los signos de envejecimiento.

También se utilizan para definir y realzar los rasgos faciales, como el aumento de pómulos o barbilla más definida, o también el aumento de labios. El relleno también puede utilizarse en otras partes del cuerpo, como el cuello y las manos, para rejuvenecer el aspecto de la piel.

La profundidad de la inyección y la consistencia del relleno dictan los resultados que se obtendrán.

Las inyecciones profundas con rellenos firmes crean volumen y dan forma al rostro, las inyecciones de profundidad media con rellenos de firmeza media reducen la apariencia de los pliegues y las arrugas profundas, mientras que las inyecciones superficiales en la dermis con rellenos blandos ayudan a suavizar las líneas finas y a rellenar e hidratar la piel.

Las zonas faciales en las que se utilizan los rellenos dérmicos con ácido hialurónico incluyen la nariz en lo que se conoce como rinoplastia sin cirugía, la cual en numerosas ocasiones puede utilizarse en lugar de una rinoplastia.

También hay que tener en cuenta que los rellenos pueden inyectarse de diferentes maneras: con una aguja o con una cánula. Una cánula es un tubo romo que deposita el relleno debajo de la piel y se puede utilizar para tratar cualquier zona de la cara, en particular el lagrimal, las mejillas o la línea de la mandíbula.

Rellenos faciales con resultados naturales y esperados

Casi todos nuestros clientes se estremecen ante la idea de parecer «falsos» y esto a menudo desanima a la gente a considerar la posibilidad de someterse a tratamientos de relleno.

En realidad, es prácticamente imposible «exagerar» los rellenos en un solo tratamiento prudente. Donde las cosas pueden ir mal es cuando la gente sigue añadiendo relleno en numerosas sesiones, hasta que los resultados parecen desproporcionados y poco naturales.

Es nuestra responsabilidad, como profesionales de la estética, guiar a nuestros clientes para que no se sometan a tratamientos que den malos resultados estéticos o clínicos. Por lo tanto, es importante que pase algún tiempo con nosotros antes de su tratamiento discutiendo sus objetivos para asegurarse de que entendemos sus metas.

Los resultados tras un tratamiento de relleno siempre variarán de una persona a otra y de las zonas tratadas.

Es normal que haya algo de hinchazón y posiblemente incluso algunos moratones durante unos días después de los rellenos faciales, pero generalmente se verá una diferencia inmediata en el volumen y la forma de la zona tratada.

Los resultados tienden a mejorar a medida que la hinchazón se asienta y el relleno empieza a asentarse de forma más natural en la piel. Esto puede tardar unas dos semanas.

El resultado puede durar de 6 a 18 meses, dependiendo del tipo de relleno utilizado.

Cada rostro es diferente y esto dependerá en gran medida del tipo de relleno utilizado y de dónde se haya inyectado. Los rellenos profundos, utilizados para reponer el volumen e imitar la estructura ósea, deberían durar entre 12 y 18 meses (a veces más).

Los rellenos de profundidad media, utilizados para imitar la grasa superficial y mejorar los pliegues, o en los labios, suelen durar entre 9 y 12 meses. Los rellenos ligeros, utilizados para las líneas finas y para rellenar la piel, son los que menos duran, alrededor de 6 meses.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas