junio 17, 2024
Clínica Barrachina

¿Es seguro hacerse un tratamiento estético en época de pandemia?

Es normal que tras la emergencia sanitaria, muchas personas tengan miedo de volver a hacerse un tratamiento estético, pero no hay nada que temer. Los principales centros, como la Clínica Barrachina de Valencia, se unieron para brindar las mejores condiciones de seguridad sanitarias y garantizar a sus pacientes espacios libres de contagio.

Tras la crisis sanitaria generada por la Covid-19, que ha afectado a todo el mundo, muchas personas se preguntan ¿es seguro hacerse un tratamiento estético ahora? El temor al contagio es la principal preocupación de los pacientes asiduos a estos procedimientos.

La buena noticia es que en los centros estéticos, la seguridad está garantizada, pues estos espacios que cuentan con profesionales cosméticos se han unido para asegurar que sus sitios de trabajo permanezcan libres de virus. 

Gracias a estos cuidados especiales de seguridad, centros como la Clínica Barrachina de Valencia permiten que las personas puedan acudir a hacerse un tratamiento estético profesional sin ningún tipo de preocupación. 

¿Qué medidas de seguridad debe tener una clínica estética?

El número de personas que deciden hacerse un tratamiento estético es cada vez mayor, esto se debe a que muchos han tomado conciencia sobre el cuidado del cuerpo. Eliminar las manchas en la piel, marcas de acné, exceso de vello o proporcionar luminosidad a la piel, son solo algunos de los motivos por los que muchas personas buscan asesoramiento de profesionales de la cosmética. 

Para brindar seguridad a las personas que desean hacerse un tratamiento estético, las mejores clínicas y centros han invertido en maquinarias especializadas. Por ejemplo, equipos de tecnología, como ActivePure, son empleados para destruir microorganismos y desinfectar, tanto el aire como las superficies, durante las 24 horas del día. 

De igual manera, el equipo profesional que integran las clínicas estéticas trabajan con mascarillas K95 y FFP2 (mucho más seguras que las quirúrgicas), pantallas protectoras y mamparas. Asimismo, todos los espacios se limpian con desinfectantes y los pacientes tienen a su disposición fundas para sillones, batas y zapatillas desechables.  

Hacerse un tratamiento estético ahora es más seguro que nunca. Desde la reapertura oficial, los centros y las clínicas han desarrollado alianzas para, en conjunto, acondicionar sus espacios con las máximas medidas higiénico-sanitarias.

Incluso, las clínicas más destacadas del sector han elaborado un protocolo de seguridad que ha sido reconocido por las principales autoridades sanitarias, y que hasta es empleado en otros países de la Unión Europea. Cuando se trata de hacerse un tratamiento estético, no hay nada de qué preocuparse, los profesionales en el área garantizan un entorno seguro en el que las personas pueden disfrutar con procedimientos de calidad.  

¿Cuáles son los mejores tratamientos estéticos? 

Existen muchas opciones a la hora de hacerse un tratamiento estético. Actualmente, las mejores clínicas estéticas cuentan con procedimientos no invasivos, como cirugía láser o peeling facial; e invasivos, que se realizan en quirófano bajo anestesia general, como por ejemplo una reducción de mamas o una otoplastia. 

A continuación se presenta una breve lista con algunos de los tratamientos estéticos más demandados.

Tratamientos láser 

El láser es una técnica de cuidado para la piel que mejora la textura y apariencia en las zonas que se aplica. Este procedimiento logra la regeneración de las capas superiores de la piel, lo cual estimula la producción de colágeno. 

De esta manera, la piel crece nuevamente, pero más suave, firme y estirada. La vaporización de la epidermis también contribuye a la eliminación de manchas y lesiones pigmentadas. Estos tratamientos estéticos varían entre la depilación láser, el rejuvenecimiento facial y la eliminación de manchas, tatuajes, estrías, cicatrices o queloides.

Tratamientos médico-estéticos 

Los tratamientos médico-estéticos son pequeñas y sencillas intervenciones técnicas de rápida ejecución, que están orientadas a mejorar el aspecto  de la piel. Son ideales para tratar problemas y patologías como el acné, los melasmas, la flacidez, las marcas de la edad, entre otras

Para hacerse un tratamiento médico-estético, lo más recomendable es realizar primero un estudio de las características personales con profesionales en el área. Es necesario saber aspectos como el tipo de piel o gravedad de la patología. 

Cirugía estética

La cirugía estética son todas aquellas intervenciones quirúrgicas que tienen como objetivo mejorar la apariencia física o solucionar algún desperfecto estético. Estas se realizan dentro de un quirófano, llevan un tiempo entre medio y largo de ejecución, y requieren periodos pre y postoperatorio. 

En esta categoría se encuentran tratamientos y operaciones como liposucciones, mamoplastias, liftings, abdominoplastias, blefaroplastias y otoplastias.

Tratamientos corporales

Son tratamientos corporales electromédicos que buscan dar soluciones a las necesidades específicas de los pacientes. Estos se llevan a cabo con equipos de última tecnología para tratar todo tipo de patologías, como celulitis, flacidez, problemas circulatorios, tonificación muscular, osteoporosis, deficiencias motoras y neurológicas, entre otras. 

Los profesionales de la medicina estética recomiendan a sus pacientes el acompañamiento psicológico durante el pre y postratamiento, para superar cualquier tipo de problema o trance con la imagen personal. Entre los tratamientos corporales más buscados se encuentran el blanqueamiento dental, la ozonoterapia y la hidrocolonterapia.

Ventajas de hacerse un tratamiento estético

Hacerse un tratamiento estético trae ventajas que van más allá de la mejora de la apariencia física. Las extensas aplicaciones de esta área de la medicina ofrecen muchos beneficios para la vida de las personas.

Bienestar general 

Cuando el cuerpo está en armonía por dentro y por fuera, es más fácil llevar el bienestar a todos los aspectos de la vida. Esto influye directamente en la productividad, la energía y la actitud para afrontar el día a día.

Aumenta la confianza y la autoestima

En el momento en que las personas se sienten bien consigo mismas, aumenta la confianza a la hora de probar cosas nuevas, que de otra manera, no se hubiesen conseguido. Asimismo, permite afrontar situaciones sociales que podían resultar incómodas de forma previa al tratamiento. 

Mejora la salud física

Algunos tratamientos estéticos pueden también mejorar la salud física. Por ejemplo, eliminar el acné hace desaparecer una fuente de infección en el rostro y la reducción de mamas ayuda a disminuir dolores recurrentes de espalda.

Superar el miedo de volver a hacerse un tratamiento estético tras el confinamiento puede traer muchos beneficios, tanto para la apariencia como para la salud. Es importante recordar que este sector siempre ha aplicado diferentes técnicas de desinfección. Ahora con la implementación de medidas de seguridad sanitarias estrictas, la posibilidad de contraer cualquier enfermedad está completamente descartada.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas