junio 19, 2024
facial

¿Qué tratamientos ayudan a mejorar la proyección facial?

A la medicina estética se le conoce por ser uno de los campos profesionales que ha presentado un mayor crecimiento durante las últimas dos décadas. Entre sus motivos principales encontramos el hecho de verse bien o aumentar la autoestima, aunque también se aprecian los deseos de suavizar los efectos que tiene el tiempo sobre el organismo.

Pero esto es algo que no solamente ocurre con la población de mayor edad, pues los jóvenes han llegado a engrosar considerablemente tales cifras al punto de disminuir la edad de acceso a estos tratamientos hasta los 20 años. De hecho, 5 de cada 10 europeos se han llegado a realizar retoques estéticos a sus 25 años, siendo influenciados mayormente por los filtros, las redes sociales y las apps que permiten la modificación de aspectos. 

No obstante, lejos de asistir al quirófano y recurrir al bisturí, hay tratamientos y técnicas que permiten visualizar resultados satisfactorios sin necesidad de acudir a la cirugía y todo lo que esto conlleva. A continuación te presentaremos algunos de los más populares y que podrán ser una grata alternativa para las clínicas estéticas, como es el caso de Proyección fácil en Face Clinic.

Principales tratamientos de proyección facial

Entre los principales beneficios que podemos mencionar sobre los tratamientos de proyección facial vale decir que sus precios son mucho más asequibles en comparación con otras cirugías. Además de que estos permiten disfrutar de unos resultados mucho más naturales, la ausencia de complicaciones y tratamientos postoperatorios.

De esta manera es que resulta posible encontrar y efectuar mejoras pequeñas sobre las zonas más problemáticas y que tienden a ser las primeras en modificarse con el tiempo, en vez de realizar cambios de mayor envergadura.

Lifting con hilos tensores

Una intervención invasiva en un grado bastante bajo en el que los hilos médicos biocompatibles son ubicados debajo de la piel a fin de ayudar a tensar la piel flácida y que esta reduzca su apariencia.

El empleo de los hilos tensores especulados disponibles con púas unidireccionales, bidireccionales y con dientes, permite que cualquier paciente en su condición pueda evitar el descolgamiento producto de la piel flácida. Este uso ha sido popular dada la simple inserción y mínimo tiempo de inactividad postoperatoria, misma que resulta casi inexistente si se compara con las intervenciones quirúrgicas estéticas a efectuar sobre el cuello y el rostro.

Los hilos de elevación son perfectos para aquellos pacientes que presentan papadas, mejillas caídas, arrugas, líneas profundas y una pérdida general de las dimensiones faciales. Estos tratamientos de estiramiento con hilo también ayudan a definir las líneas de la mandíbula, algo de moda en nuestro siglo, aunque el principal objetivo de la misma no tiene este enfoque como tal.

Ácido hialurónico para el relleno de surcos

Los materiales de relleno se pueden describir como productos sanitarios que tienen un origen sintético u orgánico y son aplicados a través de inyecciones de agujas finas a fin de modificar el contorno cutáneo y el aspecto. Esto último es lo que va a permitir aportar el volumen que se desea a todas las áreas que se crea requerir. En estos casos, usualmente en el área de los surcos nasogenianos se forman desde la culminación de la nariz hasta el descenso sobre los extremos de la cavidad bucal.

Tales marcas se pueden encontrar presentes simplemente por genética o silueta facial o dado que, con el pasar de los años, la piel pierde un poco de firmeza y se va descolgando sobre el área.

El relleno de los surcos nasogenianos con ayuda del ácido hialurónico es un tratamiento que va a permitir el rejuvenecimiento del rostro y la reducción considerable de las líneas de expresión. Sobre todo, por el hecho de que aporta a la piel un mayor grado de hidratación, firmeza y elasticidad para que la misma pueda lucir mucho más uniforme y joven.

Baby bótox

El bótox preventivo o baby botox se basa en inyectar cantidades pequeñas de toxinas con ayuda de microagujas sobre los músculos faciales que presentan una actividad mayor a fin de relajar, encoger y prevenir arrugas sobre las pieles más jóvenes. De esta forma es que resulta ser una alternativa propicia para las mujeres jóvenes que buscan efectos preventivos y suaves acompañados de resultados que reflejen una apariencia natural.

La aplicación de este tratamiento es realizada en micro dosis, es decir, en menor cantidad en comparación a los tratamientos habituales de bótox. Es por ello que se ha indicado para las pieles jóvenes, evitando así la formación de líneas de expresión y arrugas en un futuro. Por lo general, estas líneas tienden a formarse en el entrecejo, las patas de gallo o en la frente.

Lipofilling

Conocido también como la transferencia de grasa, el lipofilling es un tratamiento que está basado en suprimir el tejido adiposo de un sector del cuerpo y luego emplearlo para la creación de mayor volumen luego del tratamiento en otra zona del cuerpo o corregir ciertas imperfecciones.

Su procedimiento va a consistir en la aspiración a través de cánulas de tejido adiposo de las zonas del cuerpo donde los pacientes presenten una mayor cantidad del mismo. Dado que la grasa excedente es muy rica en células madre, también puede ser empleada con el objetivo de regenerar tejidos.

Además, debido a que este tejido adiposo es del paciente, la grasa subcutánea obtenida a través del lipofilling no genera rechazo alguno y se puede utilizar sobre cualquier área corporal con unos resultados sorprendentes y satisfactorios. 

En lo que respecta a los tratamientos de lipofilling que no necesitan de ninguna clase de cirugía o intervención quirúrgica, tiende a emplearse para optimizar la proyección facial y el volumen del rostro en zonas como los pómulos o el mentón. Todo ello permite la reducción de marcas, imperfecciones y arrugas, así como aumenta el volumen de los labios.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias Médicas