Un estudio reciente ha relacionado un medicamento común recetado que las personas con artritis usan para aliviar el dolor y la inflamación con un problema de las válvulas cardíacas.

El medicamento, que tiene el nombre genérico celecoxib y el nombre de marca Celebrex, pertenece a una categoría de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) conocidos como inhibidores COX-2.

Después de analizar miles de registros médicos electrónicos, los científicos de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, TN, encontraron una relación entre el uso específico de celecoxib y una mayor probabilidad de tener estenosis aórtica.

La estenosis aórtica es una afección que estrecha la válvula aórtica del corazón y restringe el flujo sanguíneo a través de ella. Comúnmente resulta de la cicatrización y calcificación, o acumulación de calcio, durante el envejecimiento.

En pruebas de laboratorio, los investigadores también encontraron que tratar las células de la válvula aórtica con celecoxib aumentaba la calcificación de las células.

Estos hallazgos, ahora publicados en JACC: Basic to Translational Science, parecen contradecir un estudio de NEJM de 2016 que declaró que el celecoxib no era más riesgoso para el corazón que los AINE más antiguos naproxeno e ibuprofeno.

Sin embargo, los autores señalan que el estudio anterior se centró «en los eventos trombóticos, relativamente a corto plazo y agudos», y no examinó los resultados relacionados con la enfermedad valvular, que tarda más en desarrollarse.

«En este estudio,» dice la primera autora Meghan A. Bowler, Ph.D., quien trabajó en la investigación en el Departamento de Ingeniería Biomédica, «estamos agregando una perspectiva a largo plazo sobre el uso del celecoxib.

Estenosis aórtica y envejecimiento
Es un endurecimiento de la válvula que se encuentra entre la aorta y el ventrículo izquierdo del corazón. La rigidez hace que la sangre pase menos fácilmente del corazón a la aorta, desde donde fluye al resto del cuerpo.

Aunque algunas personas tienen estenosis aórtica debido a un defecto congénito, la causa más común es la acumulación de depósitos de calcio y cicatrices durante el envejecimiento.

En su trabajo de estudio, los autores anotan que más de 1 de cada 4 personas mayores de 65 años en los Estados Unidos tiene el tipo de estenosis aórtica que se desarrolla a partir de la acumulación de calcio.

La enfermedad es progresiva y, debido a la falta de medicamentos adecuados, el único tratamiento eficaz es la sustitución quirúrgica de la válvula.

Fue la preocupación por la falta de medicamentos efectivos lo que impulsó a los investigadores a investigar el celecoxib ya aprobado como tratamiento para la estenosis aórtica.

El celecoxib aumenta la calcificación
Eligieron el celecoxib porque estudios anteriores habían sugerido que podría ser efectivo contra una proteína llamada cadherina-11 que es activa en la enfermedad de la válvula aórtica calcificada. Estos estudios demostraron que el celecoxib se une a la proteína.

Sin embargo, cuando probaron el efecto del celecoxib sobre las células valvulares, los investigadores encontraron que tenía el resultado opuesto; parecía aumentar la calcificación y otros marcadores de rigidez tisular.

«Inesperadamente», señalan, «el tratamiento con celecoxib llevó a la activación de miofibroblastos y a la formación de nódulos calcificos in vitro.»

Habiendo establecido el resultado del laboratorio, los investigadores buscaron evidencia clínica. Analizaron 8,600 historias clínicas electrónicas a largo plazo para establecer vínculos entre el diagnóstico de enfermedad valvular cardiaca y el uso de celecoxib, ibuprofeno y naproxeno.

El análisis reveló que tomar celecoxib estaba relacionado con un aumento de 20 por ciento en las probabilidades de desarrollar estenosis aórtica. No encontró ninguna relación entre la estenosis aórtica y el ibuprofeno o el naproxeno.

Los autores concluyen que «en general, estos datos sugieren que el uso de celecoxib está asociado con el desarrollo de[enfermedad de la válvula aórtica calcificada]».

El dimetilcelecoxib podría ser más seguro
En una discusión sobre las limitaciones del estudio, los científicos destacan el hecho de que utilizaron válvulas cardiacas de cerdos en sus pruebas de laboratorio.

Esta es una práctica estándar porque las válvulas cardíacas de los cerdos tienden a ser más sanas que las células cardíacas humanas, que generalmente provienen de donantes con condiciones de salud que podrían influir en los resultados.

Ellos sugieren que estudios adicionales deberían ahora buscar confirmar estos hallazgos en humanos o en una variedad de modelos de ratón de válvulas cardíacas.

Los investigadores también probaron el dimetilcelecoxib, que es una forma inactiva de celecoxib. Encontraron que este medicamento podría ser una opción más segura que el celecoxib para las personas con estenosis aórtica y tienen la intención de seguir investigándolo.

«La calcificación en la válvula aórtica puede tomar muchos años. Por lo tanto, si usted tiene un riesgo más alto de padecerla, podría considerar tomar un tratamiento diferente[analgésico] o un tratamiento para la artritis reumatoide».