¿Tienes miopía y no puedes operarte con láser? Tal vez no lo sepas pero existen soluciones alternativas para la miopía sin necesidad de tener que pasar por quirófano y que te harán la vida más sencilla. La cirugía refractiva es sólo uno de los tratamientos posibles para corregir la mala visión, pero a veces puede estar contraindicada para algunos pacientes.

Cuándo no deberías operarte con láser

Según la revista Current Opinion in Ophthalmology1 existen algunos casos en los que la cirugía refractiva no es la solución más acertada para corregir la vista:

Alergia Ocular

Es muy importante conocer la historia clínica del paciente antes de que se someta a una intervención láser. Por eso, es necesario preguntarles por cualquier episodio de asma, rinitis, conjuntivitis alérgica, dermatitis atópica… Uno de los efectos secundarios más comunes de la cirugía refractiva es el ojo seco. Aunque, suele mejorar a los 6-12 meses de la intervención, existe la posibilidad de que esta patología perdure más en el tiempo. La alergia ocular puede agravar el problema y, por esta razón, la cirugía refractiva no está recomendada en estos casos.

Glaucoma

La intervención con láser puede alterar los resultados de las pruebas realizadas para evaluar el estado del nervio óptico, llevando a errores en el seguimiento del glaucoma. Además, puede reducir la sensibilidad al contraste y alterar los datos de las mediciones sobre el campo visual del paciente. En cualquier caso, antes de tomar una decisión definitiva hay que considerar otros factores como el grado del glaucoma, el nivel de miopía o las características del ojo.

Cataratas

En el caso de las cataratas no sucede lo mismo y la cirugía refractiva está contraindicada sea cual sea el grado de catarata, ya que con frecuencia produce cambios refractivos que imposibilitan determinar los efectos concretos del tratamiento.

Queratitis por Herpes Zóster

La queratitis es una inflamación de la córnea, en este caso, producida por el virus varicela zóster que debe ser tratada de manera precoz para evitar lesiones más graves. Según varios estudios, la intervención con láser puede reactivar el virus.

Queratocono

Es una afección ocular que afecta a la forma, curvatura y espesor de la córnea y que tiene una alta implicación en el deterioro de la calidad visual.  La cirugía refractiva está contraindicada en los pacientes con queratocono.

Mujeres Embarazadas

Durante los meses de gestación el ojo experimenta alteraciones transitorias que desaparecen después del periodo de lactancia, por lo que graduarse la vista u operarse de los ojos en este momento no es lo más recomendable.

¿Puedes operarte pero tienes dudas?

La cirugía no es la única manera de corregir la miopía y la elección del método adecuado es diferente para cada paciente. Además de que la cirugía refractiva está contraindicada en los casos mencionados, existen varias razones por las que vale la pena considerar soluciones alternativas a la miopía Por ejemplo,  se puede dar la situación en la que tampoco se elimine de forma definitiva la necesidad de utilizar gafas. Es más, a partir de los 45 años y, debido a la aparición de la presbicia, será necesario usar lentes para ver de cerca. En el caso de pacientes miopes intervenidos, este hecho se adelanta. Según el Instituto de Óptica de la Universidad de Valladolid2, casi la mitad de los pacientes operados con láser vuelven a necesitar gafas.

Soluciones Alternativas si Tienes Miopía y no quieres operarte con Láser

Soluciones convencionales: Gafas y Lentillas

Tanto las gafas como las lentillas diurnas son las alternativas a la cirugía refractiva más conocidas, pero no por ello son, ni las más cómodas ni las más estéticas. En el caso de la gafas, son el método más simple y seguro para corregir cualquier defecto de la vista. Si bien es cierto que pueden llegar a resultar un estorbo para aquellos pacientes que realizan alguna actividad física en la que sea necesario prescindir de ellas. Además, también entran en juego otros aspectos relacionados con el físico que para algunas personas son muy importantes.

Las lentes de contacto blandas son las más comunes. Suelen ser la opción elegida para los pacientes que no desean utilizar gafas. No hay que olvidar que, aunque proporcionan un gran beneficio visual y también mayor comodidad, su uso conlleva el cierto riesgo de complicaciones oculares, muchas de ellas, derivadas de una mala higiene.

Contactología avanzada: Ortoqueratología (Orto K)

Aunque la ortoqueratología u Orto K, todavía es una técnica desconocida para muchos, la realidad es que lleva más de 20 años utilizándose en todo el mundo. Este tratamiento consiste en moldear la córnea con unas lentillas que se utilizan exclusivamente por la noche y que permite eliminar el uso de gafas o lentillas durante el día.

Este tipo de lentillas es muy aconsejable para personas que requieren una visión perfecta debido a su profesión, deportistas o personas con una vida muy activa que sienten que las gafas o las lentes de contacto tradicionales limitan su día a día.  Suele prescribirse para miopías leves o moderadas o en caso de astigmatismo corneal de hasta 1,50 dioptrías. Cada vez son más las personas que recurren a esta técnica para corregir sus problemas de vista.

También cabe destacar que la Orto K es un tratamiento no invasivo y reversible, un complemento de transición hasta que decidas operarte si finalmente es tu caso. Por ejemplo, si eres demasiado joven y tu miopía no se ha estabilizado aún; o, si estás esperando un bebé y tu graduación puede verse alterada, la ortoqueratología puede ser tu solución.

Antes de optar por la cirugía refractiva como tratamiento para tus problemas visuales o bien considerar otras soluciones alternativas, lo más recomendable es acudir al especialista, tal y como recomienda Mónica Lovera, oftalmóloga de Doctor Lens: “no sólo es imprescindible un estudio personalizado en el que se analice la historia clínica en lo referente a agudeza visual, refracción y otros aspectos médicos. La profesión, aficiones, estilo de vida  y preferencias personales, también deben ser tenidas en cuenta. Sólo un buen diagnóstico que considere todos los factores será capaz de determinar el mejor tratamiento”. Clínicas especializadas en miopía como Doctor Lens, pueden proporcionarte un diagnóstico para tomar la mejor decisión sobre tu salud visual.

  1. Shirvastava, A. (July 2011). Refractive Surgery. Current Opinion in Ophthalmology– Volume 22 – Issue 4 – p 215–221.
  2. TVE, (Mayo 2009). Miopía de Ida y de Vuelta. Recogido en: http://www.rtve.es/alacarta/videos/reporteros-del-telediario/reporteros-del-telediario-miopia-ida-vuelta/497333/