¿Cómo podemos cuidar a los mayores durante el invierno? En esta estación aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiorrespiratorias, como gripes, catarros o neumonías, y se agravan los síntomas de patologías articulares muy habituales en las personas mayores, como la artrosis o el reuma. ¿Estás buscando expertos en ayuda a domicilio en Barcelona y quieres asegurarte los mejores cuidados para tu familiar? Descubre todas las claves para disfrutar del invierno con salud, también durante la tercera edad:

·         Fondo de armario para el invierno

Para resistir a las bajas temperaturas de la temporada invernal, es clave contar con el vestuario adecuado. Para salir a la calle, mejor optar por varias capas de ropa cálida y ligera. Para las prendas en contacto con la piel se recomienda un tejido transpirable, que permita eliminar el sudor y mantener la temperatura. La segunda capa la estabilizará y la tercera, el chaquetón o el abrigo, evitará la pérdida de calor mientras permanecemos a la intemperie. Además, para cuidar la piel también es aconsejable hidratar y proteger de los rayos solares las partes más expuestas al frío, como la cara o las manos. 

·         Climatización en espacios interiores

Con la edad, nuestra capacidad para percibir el calor o el frío se atenúa, por lo que es importante que el cuidador esté siempre atento al estado del mayor a su cuidado. A la hora de regular la calefacción, los expertos recomiendan mantener una temperatura de confort en espacios interiores en torno a 21ºC y extremar las precauciones con el uso de braseros, estufas eléctricas o calefacciones de gas.

·         Ocio y actividades sociales para el frío

Si bien las bajas temperaturas nos lo ponen un poco más difícil a la hora de salir a la calle, el frío no puede convertirse en una excusa para quedarnos encerrados en casa. Las actividades de socialización son básicas para la salud emocional de los mayores y existen muchas opciones aptas para esta estación: talleres, clubs de lectura, juegos, grupos de debate… también caminar o pasear por el parque, siempre con una protección acorde a las condiciones climáticas. Además, mantener un contacto frecuente con los familiares también supone un apoyo importante para los mayores que viven solos, complementando la labor del cuidador a domicilio.

·         Alimentación equilibrada

Desde la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) se recuerda que durante el invierno los mayores necesitan incrementar el aporte calórico de su dieta aunque, aumentando la ingesta de alimentos como verduras, legumbres y frutas de temporada, como la naranja, la mandarina o el pomelo, que contribuirán además a la sintetización de vitamina D. Además, para mantener una hidratación adecuada, los mayores deben tomar al menos dos litros de líquidos diarios.

Empresas de ayuda a domicilio en Barcelona

Contar con los servicios de un cuidador a domicilio es una excelente solución para garantizar que tus mayores disfrutan de los mejores cuidados, sin renunciar a su independencia. ¿Estás buscando empresas de cuidado de ancianos o cuidadoras a domicilio en Barcelona? ¿Necesitas contratar los servicios de una enfermera a domicilio o personal para ayudar con las tareas domésticas? Para garantizar una atención de calidad, apuesta por compañías especializadas en asistencia a domicilio en Barcelona como Grup MS que puedan ofrecerte un servicio integral, adaptado a las necesidades de tu familiar y tu familia.